| Domingo 29 de Marzo de 2015

Buscar

Glifosato es carcinógeno para el ser humano

La OMS clasifica en la segunda categoria de toxicidad cancerigénica al herbicida glifosato


En base a estudios en animales y datos epidemiológicos en humanos, con glifosato puro como con los preparados comerciales (RoundUp), la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró en su última reunión de evaluación (marzo 2015) en Lyon- Francia, que ya existe suficiente evidencia como para clasificarlo como A2: un probable carcinógeno humano (la segunda categoría en toxicidad cancerígena) al igual que el malation y en menor medida el diazinon, el malation y el tetraclorvinfos.


Esta información fue publicada en 20 de marzo de 2015 por la prestigiosa revista científica médica The Lancet Oncology y esta disponible en: http://www.thelancet.com/journals/lanonc/article/PIIS1470-2045%2815%2970134-8/abstract

Para acceder al pdf haga click aquí: glifosato y Cáncer por OMS (213)


Bajo el titulo: “Carcinogenicidad de tetraclorvinfos, paration, malation, diazinon y glifosato”, el Grupo de Trabajo (Working Group) del IARC, encabezado por la Dra Kathryn Z. Guyton, dicen textualmente con respecto a Glifosato:


Organización Mundial de la Salud


El glifosato es un herbicida de amplio espectro, en la actualidad el de más altos


volúmenes de producción entre todos los pesticidas. Se utiliza en más de 750 diferentes productos para la agricultura, la silvicultura, uso urbana,y aplicaciones domiciliarias. Su utilización se ha incrementado notablemente con el desarrollo de variedades de cultivos genéticamente modificados  para ser resistentes a glifosato.


El glifosato se ha detectado en el aire durante la pulverización, en el agua, y en los alimentos. Existía evidencia limitada sobre su carcinogenicidad en humanos.


Estudios de casos y controles por exposición ocupacional en los EEUU(14),  Canadá(6), y Sweden(7) reportan aumento de los riesgos para linfoma no Hodgkin, que persistió después de ajustar por exposición a otros pesticidas. La cohorte del Estudio de Salud Agraria (AHS) no exhibe riesgo significativo para linfoma no Hodgkin. En ratones CD1 machos expuestos a glifosato se observo una tendencia positiva en la incidencia de un tumor poco frecuente, el carcinoma túbulo renal. Un segundo estudio informó una tendencia positiva para hemangiosarcoma en ratones machos(15). Con glifosato crecieron adenomas de células de los islotes pancreáticos en ratas macho en dos estudios. Y con una “formulación” de glifosato se promovieron tumores de piel promovidos en un estudio de iniciación-promoción en ratones.


tumores en animales expuestos a glifosato


El glifosato se ha detectado en la sangre y la orina de trabajadores agrícolas, lo que indica la absorción. Los microbios del suelo degradan glifosato al ácido aminomethylphosphoric (AMPA). La detección de AMPA en sangre después de intoxicaciones sugiere un metabolismo intestinal microbiano en los seres humanos. Las formulaciones de glifosato y el glifosato han inducido daño cromosómico y en las cadenas de ADN en mamíferos y en humanos y células animales in vitro. Un estudio registro aumentos en los marcadores sanguíneos de daño cromosómico (micronúcleos) en residentes de varias comunidades después de fumigación de formulaciones de  glifosato(16). Pruebas de mutagénesis bacteriana fueron negativas.


El glifosato, sus formulaciones, y su metabolito AMPA inducen estrés oxidativo en los roedores y en vitro. El Grupo de Trabajo clasifica a glifosato como “probablemente cancerígeno para los seres humanos “(Grupo 2A).


Bibliografía citada:


14- De Roos AJ, Zahm SH, Cantor KP, et al. Integrative assessment of multiple pesticides as risk factors for non-Hodgkin’s lymphoma among men. Occup Environ Med 2003; 60: E11.


6- McDuffi e HH, Pahwa P, McLaughlin JR, et al. Non-Hodgkin’s lymphoma and specifi c pesticide exposures in men: cross-Canada study of pesticides and health. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev 2001; 10: 1155–63.


7- Eriksson M, Hardell L, Carlberg M, Akerman M. Pesticide exposure as risk factor for non-Hodgkin lymphoma including histopathological subgroup analysis. Int J Cancer 2008; 123: 1657–63.


15- WHO/FAO. Glyphosate. Pesticides residues in food 2004 Joint FAO/WHO Meeting on Pesticides Residues. Part II Toxicological. IPCS/ WHO 2004; 95–162. http://www.who.int/ foodsafety/areas_work/chemical-risks/jmpr /en/ (accessed March 6, 2015).


16- Bolognesi C, Carrasquilla G, Volpi S, Solomon KR, Marshall EJ. Biomonitoring of genotoxic risk in agricultural workers from five Colombian regions: association to occupational exposure to glyphosate. J Toxicol Environ Health A 2009;72: 986–97.

(para leer comentarios de los autores sobre los insecticidas organofosforados también clasificados aquí, dirigirse al pdf adjunto)


Clasificación estándar de la IARC


Compuestos o factores físicos evaluados por la IARC (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer) y clasificados en cuatro grupos, basándose en pruebas científicas existentes sobre carcinogénesis.

Grupo 1: “carcinógeno para el ser humano” Hay pruebas suficientes que confirman que puede causar cáncer a los humanos. Ejemplo: asbesto, radiación ionizante.


Grupo 2A: “Probablemente carcinógeno para el ser humano” Hay pruebas suficientes de que puede causar cáncer a los humanos, pero actualmente no son concluyentes. Ejemplo: PCB, formaldehido.


Grupo 2B: “Posiblemente carcinógeno para el ser humano” Hay algunas pruebas de que puede causar cáncer a los humanos pero de momento están lejos de ser concluyentes. Ejemplo: lana de vidrio, gases de escape de motor a gasolina.

Grupo 3: “No puede ser clasificado respecto a su carcinogenicidad para el ser humano” Actualmente no hay ninguna prueba de que cause cáncer a los humanos.


Grupo 4: “Probablemente no carcinógeno para el ser humano” Hay pruebas suficientes de que no causa cáncer a los humanos.

Conclusión


Por la nueva clasificación de la IARC-OMS, glifosato es tan cancerígeno como PCB, formaldehido, papiloma virus humano (HPV) tipo 68 y el uretano, todos miembros del grupo A2 en cuanto su capacidad de generar cáncer en humanos.

Traducción: Dr. Medardo Avila Vazquez, REDUAS

 

amerita repasar algunos antecedentes.

1.- Monsanto dice en su documento Acerca del Glifosato, (que todavía está en línea enwww.monsanto.com/global/ar/noticias-y-opiniones/pages/acerca-del-glifosato.aspx), que:

De acuerdo al Informe publicado por la Reunión Conjunta FAO/OMS (Meeting of the FAO Panel of Experts on Pesticide Residues, JMPR) 4, el glifosato:

- posee baja toxicidad aguda

- no es genotóxico (no provoca daños ni cambios en el material genético)

- no es cancerígeno (no produce cáncer)

- no es teratogénico (no afecta el normal desarrollo embrionario; no provoca malformaciones)

- no es neurotóxico (no afecta el sistema nervioso)

- no tiene efectos sobre la reproducción.

2.- Un análisis crítico del documento citado por Monsanto puede consultarse en Agroquímicos: La cadena de ocultamientos, falacias y deformaciones (http://renace.net/?p=584); es muy esclarecedor la conformación del grupo de científicos y las declaraciones de la toxicóloga representante de América Latina.

3.- En el 2009 ya se habían acumulado suficientes estudios como para considerarlo de esa manera

www.rapaluruguay.org/glifosato/posible_agente_cancerigeno.html

y a ello hay que sumarle todos los estudios realizados en Argentina por científicos independientes, pertenecientes a varias Universidades Nacionales para esa fecha, así como en otras regiones del planeta.

Sin embargo, Casafe (http://www.casafe.org/pdf/acercaglifosato.htm)  insistía en que la FAO y la OMS decían que no lo era;  e incusive el informe  de la COMISIÓN NACIONAL DE INVESTIGACIÓN SOBRE AGROQUÍMICOS DECRETO 21/2009 (http://www.msal.gov.ar/agroquimicos/pdf/INFORME-GLIFOSATO-2009-CONICET.pdf) dice en su pg 3 punto 8

En cuanto se refiere a los efectos del glifosato sobre la salud humana, los estudios epidemiológicos revisados no demuestran correlación entre exposición al herbicida e incidencia en el cáncer, efectos adversos sobre la gestación, o déficit de atención o hiperactividad en niños. Tampoco se ha demostrado que el glifosato favorezca o provoque el desarrollo de la enfermedad de Parkinson.

Con el glifosato ocurre lo mismo que antes ocurrió con el DDT, con el cigarrillo, con el endosulfán, y será lo que ocurre y ocurrirá con otros agrotóxicos que vayan apareciendo en el mercado: las empresas productoras argumentan que no está demostrado que causan daño; los funcionarios de los gobiernos niegan las evidencias e interfieren en las investigaciones científicas; los agrónomos no se preocupan por investigar qué es lo que están aconsejando y recetando.

Porque cuando se determina oficialmente que eran peligrosos, piden disculpas (tal vez) y los sustituyen por otros, asegurando, una vez más, que ésstos sí que son buenos e inocuos.

ESTO DEMUESTRA VARIAS COSAS

1) La clasificación actual de agrotóxicos es fraudulenta ya que permitió que un producto cancerígeno se lo considerara banda verde, se lo regale en varios planes desde el Estado y se utilicen más de 200 millones de litros anuales en nuestro país.

2) Si las empresas de agrotóxicos tienen que hacer estudios durante 15, 20, ó 30 años para ver si son cancerígenos o si tienen efectos crónicos no les resulta rentable. Por lo tanto, no podría sostenerse el modelo basado en agrotóxicos.

3) Lejos de producir alimentos sanos para gente sana, este modelo claramente enferma; un alimento debe nutrir, jamás enfermar. Argentina no produce alimentos para 400 millones de personas, produce commodities, mercancías que cotizan en mercados especulativos que nada tiene que ver con el hambre.

Y por último, y enormemente preocupante:

4) Si un agrotóxico vendido durante años como “Banda verde” es cancerígeno

¿qué podemos esperar de todos los demás?


NECESITAMOS

Comprender que el único modo de romper esta caza de brujas sobre cada una de estas sustancias, es salir de este modelo, trazar un camino claro hacia la agroecología, y el INTA tiene que ser una pieza clave y rectora en ésto junto a productores y campesinos. Nuestros científicos deben estudiar cómo funciona el suelo, cómo se produce la maravilla de la vida en el suelo y en los ecosistemas, y cómo producir sin contaminar.

Es imperioso el viraje a la producción agroecológica. ¿Qué político va a anunciar ésto en su campaña?

www.renace.net

EL CIELO COMO NUNCA LO HAS VISTO
Apuesto a que nunca has visto el cielo de esta manera. 
¡IMPRESIONANTE! 
www.DeepSkyColors.com

¿Quieres ver tu publicidad aquí?

XI CONGRESO NACIONAL FENSUAGRO 2015

 

El Comité Ejecutivo de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria FENSUAGRO-CUT, en uso de las facultades conferidas en el artículo 22, literal D de los Estatutos y teniendo en cuenta que:

a. El actual Comité Ejecutivo Nacional ha cumplido su período estatutario

b. Estatutariamente debe desarrollarse la Asamblea Nacional Federal cada tres (3) años.

c. Se hace necesario analizar la compleja situación  que afronta la población Rural Colombiana de los trabajadores de la  agroindustria y del agro en general.  Así como la situación política, económica y social que vive el país.

d. Se debe actualizar las normas estatutarias acordes a las necesidades y realidades de nuestra Federación

e. La Federación requiere de la elaboración y actualización de sus líneas estratégicas y plan de acción para los próximos tres (3) años

f. Hay urgencia de determinar los órganos responsables de ejecutar las decisiones de la XI asamblea Nacional Federal

 

g. Emanar de la XI asamblea Federal todas aquellas decisiones que tengan por objeto garantizar el desarrollo de las conclusiones de la misma y el futuro general de la Federación.

CONVOCATORIA RUEDA DE PRENSA - CUMBRE AGRARIA
nacional  | Martes, 10 de Marzo de 2015 13:26

 

MIENTRAS EN LA HABANA SE NEGOCIA LA PAZ

EN COLOMBIA LOS MOVIMIENTOS  SOCIALES SON VICTIMAS DE LA GUERRA

Bogotá, 9 de marzo 2014

Hacemos un llamado a todos los medios de comunicación  para el día martes 10 de marzo  a las 3:00 p.m. en las instalaciones de la ONIC (Cl 12B # 4 – 38) donde tendrá lugar la rueda de prensa de la “Cumbre Agraria: campesina, étnica y popular

En el informe que se presentará allí a los medios de comunicación, se darán cuenta del recrudecimiento de la represión, y vulneración de derechos humanos y de las infracciones al derecho internacional humanitario que están viviendo nuestras comunidades campesinas, indígenas y afrodecendientes a lo largo y ancho del país.

Mientras se habla de paz en la Habana y en giras internacionales por parte del Gobierno, al interior del territorio nacional se viven las más violentas arremetidas por parte de la Fuerza pública: ESMAD, Policía Nacional y Ejército Colombiano con bombardeos, ametrallamientos, fumigaciones, falsos positivos en los departamentos del Tolima, Caquetá, Putumayo, Arauca, Meta, Casanare y Bolívar. El uso de armas  no convencionales arrojan en lo corrido del año cerca de 150 heridos, 700 personas desplazadas, entre otras afectaciones sociales, económicas y políticas en los  municipios de Corinto, Suarez Buenos Aires, Santander de Quilichao, Toribio en el Cauca, Acarí, en la región  del Catatumbo, Puerto Asís y Sur de Bolívar dando tratamiento a las comunidades de actores armados.

A esta situación se suma la presencia e incremento del accionar de  grupos paramilitares y sus incursiones por los territorios contra la sociedad civil, dejando cerca de 1500 personas en confinamiento, 30 asesinatos selectivos, un sin número de panfletos amenazantes, detenciones arbitrarias y acciones que enardecen el sentir de nuestras comunidades.

Esta rueda reiterará el  llamado al Presidente Juan Manuel Santos y a todas las instancias oficiales encargadas, a responder a esta grave situación de persecución y guerra que por diferentes sectores se vive en los territorios colombianos; a dar garantías efectivas al ejercicio de la organización y movilización social máxime cuando ha expresado su voluntad de paz; dejamos claro al país nuestra voluntad de caminar por las vías del diálogo y la concertación, sin embargo, sin garantías por parte del Gobierno para dar pronto cumplimiento a los acuerdos pactados, nos veremos en la necesidad de potenciar nuevamente la movilización y paro del movimiento campesino, agrario, étnico y popular en Colombia.

Contaremos con la presencia de la ex senadora Piedad Córdoba y los congresistas Alirio Uribe y Ángela María Robledo, además de Naciones Unidas y representantes de organizaciones de DH; junto a nuestros voceros nacionales, entre ellos Cesar Jerez, Andrés Gil, Robert Daza y Luis Fernando Arias.

Rueda de Prensa

Día: 10 de marzo de 2015

Hora: 3:00 p.m.

Lugar: ONIC (Cl. 12B # 4 – 38)

COMISIÓN POLÍTICA

CUMBRE AGRARIA: CAMPESINA, ÉTNICA Y POPULAR

Organización Nacional Indígena de Colombia –ONIC- Congreso de los Pueblos -Movimiento Político y Social Marcha Patriótica - Coordinador Nacional Agrario –CNA- Mesa Nacional de Interlocución y Acuerdo –MIA-  Coalición de Movimientos y Organizaciones Sociales de Colombia –COMOSOC-

Proceso de Comunidades Negras -PCN- Autoridad Nacional Afrocolombiana- ANAFRO.

Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria –FENSUAGRO-

Mesa de Unidad Agraria –MUA-

Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina –ANZORC-

Movimiento por la Constituyente Popular –MCP-

Asociación Campesina y Popular –ASOCAMPO-

Asociación Nacional Agraria Campesina –ASONALCAM-

 

Desarrollo Sostenible: la biodiversidad en jaque
nacional  | Lunes, 09 de Marzo de 2015 17:41

En 2002, más de 190 Estados del mundo se propusieron detener significativamente la pérdida de biodiversidad en el planeta para 2010. Esta meta no fue cumplida, tal y como lo constatan las Naciones Unidas en la tercera edición de su estudio “Perspectiva Mundial sobre la biodiversidad”, estudio presentado el 10 de mayo de 2010 en Nairobi – Kenya. Según el director ejecutivo del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner, el ser humano ha dejado los temas ambientales en un plano secundario, dando más importancia a distintos ámbitos políticos y económicos, sin darse cuenta que, se necesita mantener la biodiversidad y ayudar a mejorar el desarrollo de la misma, para la supervivencia de un mundo con seis mil millones de personas y que, según los pronósticos más conocidos, será de nueve mil millones en el 2050.

Argentina: La comisión política de la CLOC-VC ratificó su congreso en abril próximo en Buenos Aires
nacional  | Jueves, 05 de Marzo de 2015 13:37

La disputa con el agronegocio será uno de los temas centrales del VI Congreso de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC-Vía Campesina), que reunirá a más de 800 delegados de 18 países del 10 al 17 de abril próximo en Buenos Aires.

La disputa con el agronegocio será uno de los temas centrales del VI Congreso de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC-Vía Campesina), que reunirá a más de 800 delegados de 18 países del 10 al 17 de abril próximo en Buenos Aires.

"Los campesinos latinoamericanos y caribeños vivimos un momento muy parecido en todos los países, en la resistencia al modelo del agronegocio y las trasnacionales, por la soberanía alimentaria, lucha que debe interesar a la sociedad en su conjunto", dijo hoy a Télam Marina Dos Santos, dirigente del MST de Brasil.

En el tercer y último día de una reunión de la Comisión Política de la CLOC-VC en Buenos Aires, preparatoria del congreso, Dos Santos señaló que, "de un lado, están los agronegocios, los hidronegocios y la gran minería, que disputan el control de los bienes naturales para incrementar aún más sus ganancias".

"Del otro lado están los campesinos, indígenas, afrodescendientes, trabajadores rurales, pescadores y todos los trabajadores del campo, con el desafío de resistir este modelo del agronegocio y las trasnacionales", añadió.

La dirigente del MST subrayó a la vez que, al poner en juego la soberanía alimentaria y bienes naturales como la tierra, el agua y las semillas, "esta lucha interesa no sólo a los campesinos e indígenas, a las personas que viven en el campo, sino al conjunto de los trabajadores, a la sociedad de forma general".

La Comisión Política de la CLOC-VC volverá a reunirse en Buenos Aires desde el 6 de abril próximo; del 10 al 13 del mismo mes sesionarán asambleas de jóvenes y de mujeres, y del 14 al 17 el Congreso continental, con la participación de delegados de más de 80 organizaciones de 18 países de América latina y el Caribe.

Acudirán además numerosos invitados a este Congreso continental de la Vía Campesina que pretende "también dialogar e interpelar al resto del movimiento social, sindical y político" del campo popular, señaló Diego Montón, secretario operativo de la CLOC-VC.

"El 17 de abril, que es el Día Internacional de la Lucha Campesina, vamos a hacer una movilización para sacar al Congreso de la CLOC a las calles de la ciudad de Buenos Aires", añadió Montón, del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI) de Argentina.

Entre los principales desafíos de este Congreso, además de la confrontación con el agronegocio, mencionó la integración latinoamericana, la agroecología como componente de la producción campesina y la actualización de la reforma agraria: "no sólo la tierra para el que la trabaja sino también la vuelta al campo", puntualizó.

Por su parte, Eberto Díaz Montes, presidente de Fensuagro de Colombia, coincidió en señalar que el agronegocio en sus diversas variantes (como la soja y el eucaliptus transgénicos) expulsa población rural hacia las ciudades, tendencia severamente agravada en su país por el conflicto armado y el paramilitarismo.

"Hay cerca de siete millones de pobladores rurales que han sido desplazados y diez millones de hectáreas expropiadas, en lo que algunos llaman el mayor proceso de contra-reforma agraria de América latina, ya que se le quitó tierras a pequeños productores para engrosar la propiedad de grandes terratenientes", reseñó.

Díaz Montes destacó además que el combativo movimiento campesino de Colombia participa en amplios reagrupamientos político-sociales en curso y respalda las conversaciones de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerilla de las FARC, que se desarrollan en La Habana.

"Otro tema importante para nuestro Congreso de la CLOC es la relación con algunos gobiernos, como los de Venezuela y Bolivia, que tienen una posición en defensa de los territorios campesinos y de la soberanía alimentaria", dijo Marina dos Santos en otro momento de la entrevista.

La dirigente del MST también aludió a la relación de diálogo "en otros países que tienen gobiernos más democráticos que los del pasado pero que no hacen propia la agenda del campesinado, como en el caso de Brasil, donde el 1 por ciento de los propietarios tienen el 46 por ciento de las tierras productivas".

"En cuanto a la Argentina, el Congreso de la CLOC viene a coronar una etapa de mayor visibilidad de un sujeto que estaba invisibilizado y sin voz", con logros como un "espacio institucional en el Ministerio de Agricultura, una ley de la Agricultura Familiar y un Consejo de la Agricultura Familiar Campesino-Indígena", dijo Montón.

El referente del MNCI destacó en especial "el compromiso de (el hasta hace días jefe de Gabinete, Jorge) Capitanich, en nombre del Poder Ejecutivo, de asegurar un presupuesto de 1.500 millones de pesos para este año, que debería implementarse a través de la Secretaría de la Agricultura Familiar".

 

Resolución 970 de 2010 - la trampa del TLC
nacional  | Miércoles, 04 de Marzo de 2015 13:16

Por medio de la cual se establecen los requisitos para la producción, acondicionamiento, importación, exportación, almacenamiento, comercialización y/o uso de semillas en el país, su control  y se dictan otras disposiciones.

 

descarga aquí la resolución

 


BOLETÍN INTERSINDICAL DE LA AGROINDUSTRIA
nacional  | Martes, 03 de Marzo de 2015 19:07

 

P O N E N C I A

EBERTO DIAZ  MONTES

 


El campo es un escenario para superar la violencia o continuar la guerra

El campo colombiano, que tanto interesa al gran capital transnacional, ha sido y es un escenario de confrontación y disputa donde en la actualidad se puede definir el logro de la paz o, alternativamente, la profundización de la guerra interna que ha sufrido el país durante las últimas cinco decadas.


La paz debería significar el fin de la violencia caracterizada por el desplazamiento masivo y el despojo, de la cual históricamente han sido víctimas campesinos, indigenas, afros y raizales. Una violencia, que además ha inducido una alta concentración de la propiedad de la tierra.


Así, el logro de la paz requiere la desactivación del modelo de desarrollo latifundista y excluyente que ha hecho permanecer el gamonalismo y una seudodemocracia que favorece a los privilegiados de siempre. Estos son los retos de la paz que deben superar quienes han detentado el poder y son responsables de la crisis estructural del campo colombiano. Sin embargo, ese no pareciera el propósito que persigue el Plan Nacional de Desarrollo.


El Plan Nacional de Desarrollo-PND y las política para el campo


En las bases del PND se reconoce la importancia del campo en el desarrollo económico y social del país, toda vez que el 81,8% del territorio colombiano está integrado por municipios rurales, al tiempo que el 30.3% de la poblacíón vive en zonas rurales. Sin embargo, en lo que respecta a las estrategias para transformar el campo, predomina una visión desarrollista y tecnocrática que busca modernizar el campo a costa del empobrecimiento y exclusión social del campesinado, las comunidades y pueblos étnicos, de manera que es poco lo que plantea para que el Estado, sus instituciones y los gobiernos de turno salden la deuda histórica que se tiene con la población rural colombiana.


En efecto, los mecanismos de intervención integral en territorios rurales, implicitos en el artículo 96 del Proyecto de Ley del PND, abre las puertas a la implementación del modelo de plantaciones y agroexportación, por el cual, como mecanismo integrador, se invita a los campesinos a formar parte de las alianzas productivas, según un arreglo en el que los campesinos son “el caballo y los grandes empresarios  ligados al sector financiero transnacional  son el jinete.”


Así mismo, las propuestas para regularizar un sistema de seguridad social y laboral en el campo no tienen asidero real y no tiene en cuenta que constituyen premisas que deberían ser concretadas en un nuevo contrato social a corto tiempo. Lo cierto es que, por un lado, gran parte de la rentabilidad empresarial en el sector agropecuario se debe principalmente a los subsidios que entrega el Estado a los grandes agroindustriales, como lo ejemplífica el caso del etanol entre otros productos. Y, por otro lado, las reglas de flexibilización laboral someten a los trabajadores de las plantaciones, en su gran mayoria sin derecho a seguridad social, a tener desventajosas condiciones de remuneración economica y de tercerización laboral.


Por eso, aquí cabe aclarar que cualquier tipo de intervención sobre el territorio debe ser previamente consultada y acordada con las comunidades, las cuales deben recibir información suficiente con respecto a la implementación de las políticas gubernamentales. Asi lo plantean en sus exigencias las organizaciones de la Cumbre Aagraria, la cual se transcribe a continuación:


El pais necesita un proceso de de ordenamiento territorial donde sean las comunidades quienes redefinan la manera como se organiza la produción, se distribuya el uso del suelo, se gobierne el suelo y se protejan el aire, el agua, los ecosistemas estratratégicos y los medios de vida de las comunidades agrarias. Ese ordenamiento apuntará a armonizar la conservación del medio natural con el aprovechamiento para la supervivencia de las comunidades agrarias.”


Otro aspecto negativo contenido en las bases del PND tiene que ver con la propuesta de implementar el derecho real de superficie. El mismo aplica a los bienes de la Nación (baldios) y a las tierras antiguamente adjudicadas a pequeños productores campesinos como soluciones de reforma agraria. Este mecanismo, en la práctica, se convierte en una herramienta más para el despojo y la concentración de la propiedad rural (esta útima según el indice de Gini, se establece en el 0.86, donde uno representa concentración total  y cero ninguna concentración)


Tampoco hay buenas noticias con respecto a la política de subsidios para reforma agraria. No obstante que la ley prevé el otorgamiento de un subsidio hasta del 100% del valor de la UAF o del proyecto productivo según el caso, el hecho de que el programa de tierras esté a cargo de una entidad sin el presupuesto suficiente como el INCODER, seguramente conllevará nuevas frustraciones de las esperanzas de miles de familias campesinas sin tierra. Para colmo de males, la asignación focalizada y por convocatorias de los subsidios ha demostrado ser un procedimiento excluyente que se presta para prácticas clientelistas. Así, en será un mecanismo engorroso, abundante en tramites y desarticulador de los procesos sociales y organizativos. En otra palabras, más de lo mismo .


Podemos asegurar también que el enfoque del PND en cuanto a su política de reforma agraria es marginal. Las tierras accesibles por los pequeños productores estarán reducidas a posibles baldios de la nación, teniendo las familias campesinas que competir con los grandes emporios empresariales para que se les adjudique una parcela y a las tierras sustraidas de las zonas forestales, en contra de la protección ecológica de los ecosistemas, páramos, fauna bosques naturales. No se plantea afectar las mejores tierras ubicadas en el interior de la frontera agrícola que brindan todas las garantías para la implementación de una política de reforma agraria integral, dada su cercanía a las grandes ciudades, a los mercados, a los aeropuertos, con  dotaciones de vías de acceso, comunicación, agua potable y energía.


Según Hector Mondragón, la no utilización de las tierras aptas para la agricultura no es un fénomeno meramente técnico. “Se deja de sembrar por que hay un control monopólico especulativo de la propiedad de la tierra”. Eso es comprobable en Colombia donde las politicas agenciadas por el Banco Mundial promueven el mercado de tierras como el mecanismo  mas idoneo para que las familias campesinas accedan a la propiedad de la tierra, garantizando realmente que la gran propiedad y las mejores tierras no sean afectadas, desvirtuando a su vez el concepto politico de   reforma agraria y puesta en practica de la misma. Lo cual, además, pone en grave riesgo la producción local de alimentos, acentuando los problemas de desnutrición y muertes por este flagelo, como lo demuestra la denuncia de la muerte de más de tres mil niños indigenas en el departamento de la Guajira en los ultimos cinco años. Por eso afirmamos que sin una acción  decidida del Estado en materia de apoyo a la economia campesina y una política antimonopolio de la tierra será no solo imposible el acceso a la propiedad por los pequeños productores, si no ademas la imposibilidad de un verdadero desarrollo rural.


La necesidad de una institucionalidad agropecuaria que apunte hacia el buen vivir en el campo


Infortunadamente, las políticas de ajuste institucional para el sector agropecuario han estado al vaivén de los intereses políticos de turno, lo que ha conllevado a la formulación y toma de decisiones equivocadas, llenas de burocratismo, en desmedro del campesinado. Así, entidades como el INCODER no han cumplido su misión y son un fracaso. Resultado de la fusión del antiguo INCORA con otras tres entidades, según Decreto 1300 de 2003, expedido por el entonces presidente Alvaro Uribe con el argumento de que habia que articular esfuerzos políticos, técnicos y de integracionalidad institucional para garantizar un mejor beneficio a los usuarios del sector agropecuario, este Instituto nunca ha tenido “dientes” para llevar a cabo el cometido para el que fue creado, convirtiéndose en un feudo politiquero de los partidos de gobierno.


Por ello creemos que conceder al presidente de la República facultades extraordinarias para suprimir y/o escindir las entidades del sector agropecuario que ejecuten las políticas de tierra y de desarrollo rural, debe acompañarse de la opinión y la participación efectiva de las comunidades rurales, de sus organizaciones y de los trabajadores del sector.


Se hace necesario un gran concenso que permita sentar las bases de una nueva institucionalidad al servicio del campo colombiano. Una institucionalidad pública que garantice dar cumplimiento a los acuerdos de paz, a las exigencias y acuerdos con el movimiento indigena, negro y campesino. Una institucionalidad con capacidad económica, con talento humano, desburocratizada y desclientizada de los intereses politiqueros. En síntesis, una institucionalidad que pueda dar cumplimiento al nuevo ordenamiento territorial que se concerte con los pobladores rurales, que esté en sintonía con los anhelos y la puesta en práctica de la reforma agraria integral, la protección ambiental y, en general, con las exigencias planteadas por la cumbre agraria, campesina, étnica y popular hacia el buen vivir.


Otro aspecto importante de la institucionalidad sectorial es el relacionado con la política de creditos para el sector agropecuario. En el Proyecto de Ley del PND solo se considera la restructuración de la estructura de Finagro, quedando al margen la dirección de una política de incentivos crediticios y tratamiento especial a la producción de economía campesina, mediante una línea de créditos de fomento que garantice la promoción de la producción de alimentos para el mercado interno .


No se considera la situación de miles de pequeños y medianos productores agropecuarios que hoy se encuentran en un callejon sin salida como consecuencia de las deudas, muchas de ellas como resultado de las politicas gubernamentales, el enfoque rentista y de acumulación de ganancias del sector financiero, las politicas aperturistas, los tratados de libre comercio y las imposiciones del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial del Comercio-OMC.


Por eso, desde la Cumbre Agraria hemos planteado la necesidad de condonar las deudas y retiro de los embargos a tierras y propiedades del campesinado adquiridas a traves del sistema financiero, así como la reactivación inmediata y el acceso a nuevos créditos agropecuarios con tasas no determinadas por la lógica del mercado y sistema financiero internacional.


Como paradoja, el financiero es el primer sector de la economía colombiana con una participación en el PIB del 19,9% (2013), mientras que el sector agropecuario ocupa el octavo lugar con una participación del 6,2% (2013), sin embargo  genera mas del 18% del empleo en el país, solo superado por el sector del comercio, la hoteleria y restaurantes. Esto indica que si se traza una política de crédito masivo para la agricultura y en especial para la pequeña producción, que incentive a la organización cooperativa, al mercado local y a la generación de la pequeña y mediana agroindustria, se aprovecharían mejor las potencialidades de la economía. Además, que si se si se cambia la lógica perversa con la que se ha tratado al sector agropecuario, en especial a la pequeña y mediana produccón agropecuaria se podría crecer de forma democrática en terminos de generación y distribución de riqueza,


El modelo neoliberal ha pretendido arraigar en la sociedad, entre otros, términos como la eficiencia, la competividad, el libre mercado, la productividad y la rentabilidad que apuntan a la acumulación de capital. Sin embargo, en la realidad colombiana algunos de dichos terminos no son más que una consigna. Por ejemplo, desde las esferas del alto gobierno se proclama el aumento de la productividad, pero más de 16 millones de hectáreas de tierra aptas para la agricultura estan ociosas o usadas para ganaderia extensiva, mientras miles de familias campesinas dispuestas a sembrar no poseen ningúna forma de propiedad sobre la tierra. Es por ello que a pesar de la insistencia del PND en la palabra competitividad, esta no será posible si continuan las viejas condiciones latifundistas que condenan al atraso y miseria a la mayoria de la poblacion campesina.


Comentario final sobre el CRECIMIENTO VERDE


Quiero terminar este analisis refiriendome al mencionado, según expresión del PND. El mismo, en realidad esta más relacionado con la ECONOMIA VERDE, la cual algunos estudiosos han denominado de manera acertada com el “ASALTO FINAL A LOS BIENES COMUNES O BIENES DE LA NATURALEZA”. Nuestro planeta está en peligro como consecuencia de la sobre explotación capitalista de la naturaleza, el derroche de energía, el consumismo creciente y la implementación de un modelo de desarrollo que agota los ecosistemas, los bosques, el agua, que está conllevando al derretimiento de los casquetes de hielo de los  polos, que saquea los oceanos, los rios, las lagunas y lagos y que, en últimas, ha derivado en lo que se conoce como crisis climática y ambiental. El peligro es tan grande que demanda un cambio de rumbo de la humanidad en su accionar y modelo de vida, porque de lo contrario, se verá abocada a la desaparición como especie en el planeta tierra.


Así, corresponde poner en máxima alerta a cada uno de los colombianos/as ante la real posibilidad de que los territorios sufran una nueva escalada de violencia y ante la decisión de mercantilzar todos nuestros bienes naturales, tal como lo confirma las bases del PND en relación con la venta de la biodiversidad, que en el caso colombiano representa el 10% de la biodiversidad del planeta. Se trata de una nueva estrategia mundial de acumulación de capital en cabeza de las poderosas transnacionales como lo ejemplifican las cifras astronómicas del mercado de carbono que mueve globalmente cerca de 180 mil millones de dólares al año. (Economia verde-Revista biodiversidad). Es importante tambien advertir que esta nueva estrategia presente en las bases del PND está intimamente ligada a la continuidad de la concesion de los territorios a las corporaciones transnacionales como sucede con la gran mineria.


ES HORA DE CONSTRUIR NUESTRO PROPIO FUTURO, NO EL QUE NOS IMPONGAN LOS INTERESES TRANSNACIONALES E IMPERIALISTAS.

“SEMBRANDO DIGNIDAD, LABRANDO ESPERANZA Y COSECHANDO PAÍS “


Referencias


· Hector Mondragón, (2011), La economa campesina y el futuro del agro en Colombia.

· Cumbre Agraria, Campesina, Etnica y Popular, (2014), Plego de Exigencias.

· XI Congreso Nacional de Fensuagro, (2015),Tesis Discusión

· Economia Verde – Revista Biodiversidad.

· Proyecto de Ley de Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018.

 

 

El Comité Ejecutivo de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria FENSUAGRO-CUT, en uso de las facultades conferidas en el artículo 22, literal D de los Estatutos y teniendo en cuenta que:

a. El actual Comité Ejecutivo Nacional ha cumplido su período estatutario

b. Estatutariamente debe desarrollarse la Asamblea Nacional Federal cada tres (3) años.

c. Se hace necesario analizar la compleja situación  que afronta la población Rural Colombiana de los trabajadores de la  agroindustria y del agro en general.  Así como la situación política, económica y social que vive el país.

d. Se debe actualizar las normas estatutarias acordes a las necesidades y realidades de nuestra Federación

e. La Federación requiere de la elaboración y actualización de sus líneas estratégicas y plan de acción para los próximos tres (3) años

f. Hay urgencia de determinar los órganos responsables de ejecutar las decisiones de la XI asamblea Nacional Federal

 

g. Emanar de la XI asamblea Federal todas aquellas decisiones que tengan por objeto garantizar el desarrollo de las conclusiones de la misma y el futuro general de la Federación.

 

tesis política

CONVOCATORIA XI CONGRESO

tesis organización

tesis política financiera

tesis mujer rural

tesis comunicación

tesis educadion

tesis soberanía alimentaria

tesis elementos sobre territorio y territorialidad

 

 

1.      ¿Qué es un contrato de trabajo?

El Contrato es un acto por el cual una parte se obliga para con otra a dar, hacer o no hacer alguna cosa y diremos que es laboral, cuando además de los elementos de cualquier contrato (capacidad de las partes para contratar, consentimiento, causa lícita, objeto lícito), concurran los elementos esenciales de que trata el artículo 23 del Código Sustantivo del Trabajo, que dice:

“Elementos esenciales.

1.    Para que haya contrato de trabajo se requiere que concurran estos tres elementos esenciales:

d)    La actividad personal del trabajador, es decir, realizada por sí mismo;

e)    La continuada subordinación o dependencia del trabajador respecto del empleador, que faculta a éste para exigirle el cumplimiento de órdenes, en cualquier momento, en cuanto al modo, tiempo o cantidad de trabajo, e imponerle reglamentos, la cual debe mantenerse por todo el tiempo de duración del contrato. Todo ello sin que afecte el honor, la dignidad y los derechos mínimos del trabajador en concordancia con los tratados o convenios internacionales que sobre derechos humanos relativos a la materia obliguen al país; y,

f)    Un salario como retribución del servicio.

2.    Una vez reunidos los tres elementos de que trata este artículo, se entiende que existe contrato de trabajo y no deja de serlo por razón del nombre que se le dé ni de otras condiciones o modalidades que se le agreguen”.

2.      ¿Qué diferencia hay entre un contrato de trabajo verbal y un contrato de trabajo escrito?

El contrato de trabajo puede ser acordado de forma verbal o escrita, prefiriéndose esta última para que sirva como medio de prueba en un momento determinado, pero ambas formas de contratación, escrita o verbal, están reguladas por el ordenamiento laboral colombiano y gozan de los mismos derechos y obligaciones.

3.      ¿Qué es la duración del contrato de trabajo?

La duración del contrato de trabajo, resulta ser el tiempo que las partes han pactado, durante el cual se mantendrá vigente la relación laboral.

4.      ¿Cuántas clases de contratos de trabajo a término fijo existen?

Los contratos de trabajo se diferencian unos de otros, por su duración. Al respecto señala el artículo 45 del Código Sustantivo del Trabajo:

“Duración.

El contrato de trabajo puede celebrarse por tiempo determinado, por el tiempo que dure la realización de una obra o labor determinada, por un tiempo indefinido o para ejecutar un trabajo ocasional, accidental o transitorio”.

 

Dependiendo del tiempo que acuerden las partes, el contrato de trabajo puede ser por un tiempo definido o por un tiempo indefinido, aclarando que independientemente del tiempo acordado, en todo contrato de trabajo, las partes tienen los mismos derechos y obligaciones dispuestas en la normativa laboral.

 

Descarga aquí todo el documento


Otros documentos

Cartilla Negociacion Colectiva en el Sector Publico.pdf

Codigo Sustantivo del Trabajo Colombia.pdf

Nota de clase 62. reforma pensional.pdf

guia_beneficios_ley_formalizacion_generacion_empleo.pdf