| Viernes 29 de Agosto de 2014

Buscar

Hacia su VI Congreso, la CUT busca la unidad para fortalecer su horizonte

Por: eldia

Las diferentes organizaciones sindicales filiales del país se preparan para participar en el VI Congreso de la CUT, que será en menos de dos meses. Vienen realizando encuentros que buscan diseñar estrategias definitivas para el fortalecimiento y crecimiento de la CUT.

Las FARC EP no aceptan el "Marco Jurídicopara la Paz" por ser una decisión unilateral del Gobierno

Por: Delegación de paz de las FARC-EP


"Desde el principio de los diálogos hemos entendido que nos encontramos en pie de igualdad frente al Acuerdo General mencionado. Ninguna de las partes puede abrogarse derechos exclusivos para definir unilateralmente temas que no se han abordado en la mesa de conversaciones".


No más trampas jurídicas contra la paz “...veo vuestras leyes como Solón, que pensaba que sólo servían para enredar a los débiles y de ninguna traba a los fuertes”. SIMÓN BOLÍVAR a Santander, 8 de julio de 1825.

El Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera firmado en La Habana el 26 de agosto de 2012, no indica en ninguno de sus apartes que se trate de un convenio de sometimiento de las FARC, o que esta organización alzada en armas, haya sido derrotada.

Desde el principio de los diálogos hemos entendido que nos encontramos en pie de igualdad frente al Acuerdo General mencionado. Ninguna de las partes puede abrogarse derechos exclusivos para definir unilateralmente temas que no se han abordado en la mesa de conversaciones; mucho menos tomar para sí atribuciones que anticipada e inconsultamente puedan conducir a la aplicación de políticas o fórmulas jurídicas que por su naturaleza los pueda convertir en parte y juez.

Si bien es cierto que se han evacuado parcialmente los puntos 1, 2 y 4 de la agenda, aplazando la revisión de importantes materias de cada uno de dichos capítulos, que tendrán que ser analizadas próximamente, debe afirmarse con plena claridad que el punto 5 sobre víctimas, apenas comienza a ser objeto de juicioso estudio.

De otra parte, los puntos 3, “Fin del conflicto” y 6, “Implementación, verificación y refrendación”, quedan aún por atenderse, lo que implica que ninguno de los dos ha sido revisado, mucho menos evacuado. Las especulaciones que pretenden dar cabida a lo contrario, no dejan de ser nada distinto a eso: meras especulaciones.

La anterior realidad nos lleva a repetir de forma categórica que para los propósitos del logro de la tan anhelada paz por parte del pueblo colombiano debe respetarse el espíritu y la letra del Acuerdo General firmado en La Habana.  A la fecha nada ha sido acordado en firme por no haberse llegado todavía a la firma de la paz; por eso nos vemos forzados a denunciar expedientes extraños a la Mesa de Diálogo que se han pretendido exhibir y hacer valer como si sus contenidos hubiesen sido considerados y aprobados por las partes como caminos e instrumentos jurídicos válidos para alcanzar la reconciliación nacional. Nos referimos muy concretamente al marco jurídico para la paz y la justicia transicional (Acto Legislativo 01 de 2012); a la sentencia C-579 de 2013 de la Corte Constitucional; al fallo anunciado el día 8 de este mes, también de la Corte Constitucional sobre participación política a la luz del citado marco, y al proyecto de referendo para la paz, hoy en manos de la misma Corte para la definición de su constitucionalidad.

Tratan las anteriores materias iniciativas unilaterales que atropellan la buena marcha de los diálogos y que nos ponen en alerta, toda vez que se vienen construyendo enmarañados mecanismos jurídicos que se nos pretenden aplicar desconociendo los plenipotenciarios del gobierno y el Estado mismo, el Acuerdo General y su agenda, y la realidad histórica del conflicto armado interno; se busca que el Estado, sin consideración alguna de su notoria responsabilidad criminal, y que sus agentes, muchos de ellos evidentes “autores detrás del autor”, persigan y castiguen exclusivamente a la insurgencia, eludiendo su propia responsabilidad sobre sucesos que le son imputables de manera incontrovertible; y que de contera se limite el derecho de los rebeldes a la participación política. Todo, pretextando como telón de fondo la agenda y la mesa de La Habana, cuando ni una sola idea al respecto, mucho menos una sola letra, ha sido objeto de aprobación, o si se quiere, de simple consulta. No se puede dejar de lado de manera olímpica el citado Acuerdo que es, sin lugar a dudas, la única carta de navegación que puede garantizar la reconciliación definitiva que se busca.

La enredadera jurídica arranca agregándosele a la Constitución del 91, mediante el Acto Legislativo 01 de 2012, los artículos transitorios 66 y 67 (extraña transitoriedad que ya completa 23 años).

Y si bien este remiendo constitucional ordena en su primer inciso que “una ley estatutaria podrá autorizar que, en el marco de un proceso de paz, se dé un tratamiento diferenciado para los distintos grupos armados al margen de la ley que hayan sido parte del conflicto armado interno y también para los agentes del Estado, en relación a su participación en el mismo”, en el desarrollo que se ha venido construyendo para su aplicación se mimetiza todas las veces lo que respecta a la responsabilidad del Estado, para poner como destinatarios únicos del tramposo engranaje a los que han dado en llamar Grupos Armados Organizados al Margen de la Ley (GAOML).

Así, en sentencia alusiva a aspectos del Acto Legislativo, la Corte Constitucional parte de una construcción teórica nunca comprobada, para delinear como ciertas y definitivas, ficciones jurídicas que le sirven para modular caprichosamente su pronunciamiento. Saben los juristas que en ocasiones, so pretexto de enriquecer la ciencia del derecho, que no es una ciencia exacta, se formulan falsedades para tomarlas como premisas verdaderas a fin de poder satisfacer situaciones concretas. Como que la sociedad conyugal se inventa para establecer mecanismos de liquidación patrimonial entre parejas; o se presume que el hijo adoptado es hijo verdadero; o se establece que la no comparecencia equivale a la aceptación de lo imputado. Pero que por arte de magia, unos magistrados pretendan que por la vía de macroprocesos se pueden agrupar graves violaciones de derechos para serles imputados a los máximos responsables por aquello de su rol esencial; o que se confunda la “práctica sistemática” de un delito, no con su permanente repetición, sino por relacionársele con la noción de “conflicto interno”; o que se aplique de manera exclusiva y excluyente el tan manido marco jurídico y la justicia transicional a los integrantes de los Grupos Armados Organizados al Margen de la Ley, es pretender que quienes buscamos la paz desde nuestra razón de vida e historia, tras hacer uso del derecho de rebelión, demos luz verde a la ciencia del derecho como ficción para que una de las partes de la mesa de La Habana pueda ser carne de cañón para las delicias de la otra.

La historia no se juzga con ficciones; el derecho a la paz no puede tener como tamiz al derecho como ficción. Las ficciones jurídicas son falsedades en ocasiones necesarias para ser aplicadas en campos del derecho que no tocan con la vida y con la muerte. La guerra no ha sido una ficción; su solución no se encontrará nunca en la formulación desde altos estrados jurisdiccionales, de malabares jurídicos que más bien son atropellos a la paz.

 

Rechazamos una vez más la maleza jurídica que se ha venido sembrando en los campos de paz con el ánimo de hacer de los diálogos de La Habana un mecanismo inútil. Desconocemos el Acto Legislativo 01 de 2012, que establece instrumentos de justicia transicional, por no obedecer éste a los compromisos surgidos del Acuerdo General para las partes. Somos aún más claros: para los efectos de lo que se construye en La Habana, ese Acto Legislativo no existe, porque no ha sido consensuado. Mucho menos sus desarrollos llenos de desechable ficción. Y no existe, porque los temas que pretende definir y reglar, nunca han sido objeto de estudio en la mesa de diálogo, agregando además, so pena de estar repitiendo hasta el cansancio, que de todas maneras las conversaciones se dan bajo el principio de que “nada está acordado hasta que todo esté acordado”.

Gobierno incumple acuerdos firmados con la cumbre agraria campesina, étnica y popular, se anuncian nuevas marchas
nacional  | Martes, 12 de Agosto de 2014 17:24

comunicado de prensa

En los últimos dos años Colombia ha vivido un movimiento social agrario y popular sin precedentes; miles de campesinos, afrodescendientes, indígenas y sectores populares movilizados en 23 departamentos del país, manifestaron su inconformismo ante las políticas económicas neoliberales que el gobierno nacional implementa en las zonas rurales del territorio nacional, expresadas en el acaparamiento de tierras por grandes empresas nacionales y transnacionales, la locomotora minera, petrolera y energética, la entrada en vigor de los TLC que Colombia ha firmado con otros países, el saqueo y despojo de territorios, son prácticas y políticas que el sector campesino, étnico y popular han denunciado a través de la movilización.

En respuesta a estas urgencias agrarias y sociales del país, se constituyó la Cumbre Agraria: campesina, étnica y popular la cual mandató al Gobierno Nacional un pliego único de exigencias, sin tener mayor atención por parte del mismo; motivo por el cual el mes de mayo entramos nuevamente en paro nacional, logrando puntos mínimos de confianza amparados por un acta de acuerdos y el decreto presidencial 870 de 2014; Levantamos el paro con el compromiso explícito por parte del gobierno nacional de dar solución a las propuestas y exigencias de las comunidades de la Cumbre.

Pasados ya tres meses de la firma de los acuerdos, hemos recibido de parte del gobierno nacional en cabeza del señor presidente Juan Manuel Santos total indiferencia y una serie de dilaciones e incumplimientos del proceso; razón por la cual le exigimos avanzar en el pronto acatamiento de los compromisos adquiridos y la efectiva instalación de la mesa única nacional, de conformidad con la voluntad política manifestada previo a las elecciones presidenciales.

Entre tanto denunciamos la incesante violación de derechos humanos a líderes y organizaciones sociales que confluyen en la cumbre Agraria campesina étnica y popular por las arremetidas de la fuerza pública: Bombardeos y ametrallamiento con armas no convencionales como es el caso del municipio de Hacarí, en la región del Catatumbo, así como en los departamentos del Tolima, Caquetá, Arauca, Meta, Casanare y Bolívar, rechazamos también las fumigaciones, detenciones arbitrarias, hostigamiento y amenazas; acciones que enardecen el sentir social de nuestras comunidades. Reiteramos el llamado al gobierno nacional para que exprese su posición frente a los acuerdos firmados por las partes y ratifique su compromiso de debatir y construir propuestas en conjunto, máxime cuando ha expresado su voluntad de paz. Dejamos claro al país nuestra voluntad de caminar por las vías del diálogo y la concertación, sin embargo, sin garantías por parte del Gobierno para dar pronto cumplimiento a los acuerdos pactados, nos veremos en la necesidad de potenciar nuevamente la movilización y paro, así como fortalecer: Los diferentes lugares que ya se encuentran con presencia y concentración de las comunidades dispuestas a manifestarse; Como es el caso de los departamentos de la Guajira, Putumayo, Nariño, cauca y Anden pacífico.

Igualmente le SOLICITAMOS A LOS GARANTES SU COMPRENSIÓN A ESTAS EXIGENCIAS Y DE LA MISMA MANERA EXIGIR AL GOBIERNO EL CUMPLIMIENTO DE LO PACTADO entre las partes.

La Cumbre Agraria Campesina Étnica y Popular definió los caminos para sembrar dignidad, labrar esperanza y cosechar un nuevo país, desde las iniciativas de las organizaciones campesinas, indígenas y afro descendientes, y confiamos en la voluntad y palabra del Gobierno Nacional para retomar a la brevedad la agenda pendiente.

Comisión Política

Cumbre Agraria: campesina, étnica y popular

Organización Nacional Indígena de Colombia –ONIC- Congreso de los Pueblos Movimiento Político y Social Marcha Patriótica Coordinador Nacional Agrario –CNA- Mesa Nacional de Interlocución y Acuerdo –MIA- Coalición de Movimientos y Organizaciones Sociales de Colombia –COMOSOC- Proceso de Comunidades Negras -PCN- Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria –FENSUAGRO- Mesa de Unidad Agraria –MUA- Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina –ANZORC- Movimiento por la Constituyente Popular –MCP- Asociación Campesina y Popular –ASOCAMPO- Asociación Nacional Agraria Campesina –ASONALCAM-

 

Bogotá, 11 de agosto de 2014

Colombia es sede de la VI Escuela Andina de Formación Política
nacional  | Viernes, 08 de Agosto de 2014 13:30

Desde el pasado 4 de agosto se dio inicio a  la VI Escuela de Formación Política de la Cloc- Vía Campesina Región Andina en el municipio de Viotá, Colombia,  tierra  de luchadoras y luchadores  como Víctor Julio Márchan y Raúl Valbuena que ofrendaron sus vidas por las causas campesinas, sociales y populares en contra de los permanentes y salvajes ataques del capital y del imperio.
Masacre laboral en British American Tobacco
nacional  | Sábado, 12 de Julio de 2014 15:52

Esta multinacional Británica Tabacalera, adquirió hace dos años la empresa nacional Protabaco, por un valor de 452 millones de dólares,  la cual tenía 50 años de existencia y contaba con más de 600 trabajadores directos y otros centenares indirectos, comprometiéndose a mantener las fuentes de empleo y respetar la legislación nacional.

En ese corto tiempo los hechos demuestran lo contrario, pues mediante presiones y engaños ha sacado a más de 400 trabajadores y ahora pretende cerrar sin permiso legal la planta de producción de cigarrillos,  ubicada en  Bosa, lanzando a la calle a otros 150 trabajadores dejando sin sustento a más familias que pasaran a engrosar la larga lista de desposeídos Colombiano.

 

Este cierre lo  ha argumentado en las supuestas dificultades del mercado, originadas por el contrabando, y las políticas antitabaco que desarrolla el actual gobierno, argumentos que son falsos, puesto que las excelentes utilidades de 4.451 millones de euros y de 4.754 millones de euros, que esta multinacional obtuvo  en el 2012 y 2013 respetivamente, demuestran que esta industria continua siendo una de las más rentables del mundo, lo que indica que la decisión de cierre, es solo el desarrollo de sus políticas de reducción de costos que aplica en todo el mundo, como lo acaba de hacer en el Salvador, Uruguay y Bolonia, dejando miles de trabajadores en la calle.

 

descarga documento

La izquierda colombiana amaestrada por los izquierdistas acomodados y la Pequeña burguesía
nacional  | Miércoles, 09 de Julio de 2014 13:22

 

Por Libardo Sánchez Gómez

La izquierda electorera de Colombia, en la que se incluyen pequeños burgueses de la talla del ex presidente Ernesto Samper  y la senadora electa Claudia López, cuyo interés no va más allá de que los insurgentes se entreguen a cualquier precio,   decidió votar en masa por la paz santista en contra de la paz Uribe-zuluaguista, sin tener en cuenta que una y otra  son una  misma concepción  del Departamento de Estado gringo. Hábilmente  vendieron a las bases  la idea de que si ganaba Zuluaga se terminaban ipso facto las conversaciones con las guerrillas de las FARC y del ELN. Las mieles del poder y el sabor de la mermelada fueron suficientes para dejar de lado que no es  Santos,  Zuluaga ni ninguna Marta Lucía u otra bruja quien decide     firmar o no acuerdos de paz con la insurgencia armada. Eso es de resorte exclusivo de los intereses estratégicos de los norteamericanos. Por eso terminadas las elecciones el vicepresidente Joseph Robinette "Joe" Biden, Jr. de EEUU vino a Colombia a dejar en claro que “la paz es un asunto interés de los EEUU” y a examinar los puntos acordados  entre Gobierno (vasallos) y guerrilleros.

La  paz santista o, mejor, la paz del Pentágono, que   magnificaron los acuciosos izquierdistas de las urnas, se puede  resumir en tres puntos esenciales: como punto nodal se puede destacar  el referente a la tierra y territorialidad, en el fondo se trata de ver como las guerrillas y los pequeños propietarios campesinos se acomodan al lado de los grandes latifundios transnacionales y criollos, sin que se altere para nada el estado actual de tenencia de la tierra. Desde luego que en estos términos    aceptaron negociar los insurgentes; los cien o más puntos sobre temas agrarios que estos han llevado a la Mesa de conversaciones no son más que adornos y, tal vez, una muestra de voluntad, capacidad intelectual y política de los alzados en armas, pero nada más.  El segundo punto de gran importancia de la paz que se discute en La Habana es el referente a los cultivos ilícitos,  en este caso se propone que los campesinos, que hoy sobreviven trabajando como “raspachines”, para sobrevivir se dediquen a erradicar  manualmente los cultivos ilícitos. Esta actividad, también, servirá de distractor para los guerreros de base que se desmovilicen.  Y un tercero y esencial asunto de la paz santista es el que tiene que ver con las condiciones materiales, logísticas y de seguridad en torno a la terminación de la lucha armada y reintegro por parte de las FARC y, próximamente, del ELN.  Aunque es demasiado simplista y desconsiderado decir que el tercer punto sabe a mermelada la verdad es que así se le dice hoy a las curules en el parlamento, a los puestos en las embajadas y en ministerios. Las discusiones más allá  de estos temas no son más que vistosas arandelas  a las cicateras concesiones a los alzados en armas  permitidas por el amo del Norte. La Comisión de la Verdad  donde, probablemente, saldrán  a flote algunas de las atrocidades cometidas por los militares y algunos excesos de la guerrilla, sólo  servirá para allanar el camino a la justicia transicional bajo cuyo paraguas   se podrán   a salvo unos y otros de los actores enfrentados.

¿La propuesta pacificadora de Juan Manuel Santos  justificó la desbordada euforia  de la flamante dirigente del POLO Clara López y de su fórmula presidencial  Aida Abella, presidenta de la martirizada y desmantelada Unión Patriótica? El tiempo lo dirá, es de esperar que el voto a favor de la oligarquía se vea recompensado, al menos,  con un puesto de segunda en la burocracia ministerial para las presidentas del POLO y la UP.

En la cesta electorera a favor de Santos se sumó la otrora izquierda seria encarnada enLa Unión Patriótica, víctima de la barbarie de la oligarquía cuyo máximo representante es Juan Manuel Santos, hoy, desafortunadamente, presidida por Aida Abella una señora a quien el prolongado exilio dejó totalmente desorientada. Lo cierto es que  la Izquierda acomodada y la Pequeña burguesía lograron amaestrar y domesticar a la “izquierda dura”.  Cómo explicar la actitud “amermelada” de, salvo contadas excepciones como lo fue el senador Robledo, los izquierdistas colombianos. Tratando de explicar la  actitud “patriótica a favor de la paz” de la  izquierda “centrodemocrática” recogemos lo que  dice Níkolas Stolpkin, “La hábil estrategia de convertir los diálogos de paz en el tema central de la campaña,  dejando de lado la agenda social y las críticas al clientelismo, y de forzar una segunda vuelta con el candidato uribista, condujo a los resultados esperados”, y cabe agregar a confundir a la masa “izquierdeada”.

Como consuelo para tontos queda el hecho de que la desideologización no es privativa de los que caminan  a la izquierda de la cuerda floja política en Colombia, pues en Europa y otras latitudes también se “cuecen habas”, Marine Le Pen,  en La pesadilla de la Unión Europea y de una Izquierda llorona, manifiesta: ¿Cómo no podría desagradar una Izquierda acomodadiza que acostumbra a profundizar las políticas Neoliberales al momento que le toca bailar junto al Poder? España, Francia, Chile son ejemplos claros de una Izquierda cómoda que baila junto al Poder profundizando políticas Neoliberales, abriendo el camino a la Pequeña Burguesía y cerrando el paso a la clase trabajadora y explotada”. Y por esa senda caminan tanto quienes se supone quieren que en La Habana se discutan cambios estructurales económicos, sociales y culturales, como por quienes, caso Claudia López, solamente desean la entrega incondicional del pueblo en armas.

Y, borrando fronteras ideológicas,  Armando Novoa García (Razón Pública. Com.  17 de junio 2014)  en su artículo afirma algo que  cae como anillo al dedo a los izquierdistas de marras, “Transitar de considerarnos enemigos unos colombianos con otros, a una fase de cooperación pacífica, es un proceso al que estamos dispuestos, conscientes que la voluntad de paz la demostramos con nuevas realidades construidas por ambas Partes, y que de ellas es que nacen las confianzas”. Pero olvida que la lucha de clase sigue vivita y coleando y que la oligarquía atiza con ahinco el odio de clase y utiliza permanentemente la combinación de todas las formas de lucha. Basta escuchar el lenguaje desobligante del  ministro Pinzón y los altos mandos militares al referirse a la contraparte negociadora en La Habana.  El  mismo articulista recomienda,  “Santos está obligado a recoger, directa o indirectamente, las críticas de Zuluaga al proceso de paz, o al menos a exigir que se agilicen las negociaciones y que la guerrilla modere sus pretensiones”. ¡Vaya ironía! Pedirle moderación a las FARC, cuando la guerrilla no está pidiendo prácticamente nada para Ella y ningún cambio estructural  al modelo económico. Ni siquiera exige con firmeza la presencia en la Mesa de conversaciones  del Paisa comandante de la columna Teófilo Forero, uno de sus más eximios guerreros así como de Simón Trinidad y Sonia.

La  izquierda electorera, tampoco, tomó en cuenta que Santos es un mentiroso y traicionero de tiempo completo, aún, antes de sentarse a conversar formalmente con el ELN   les puso conejo, lo que obligó a los Elenos  a quejarse vehementemente,  “Nos preocupa que apenas iniciando esta fase pública del diálogo, el gobierno cambió el punto sexto del Comunicado conjunto, que termina con un llamado a “construir un país en paz y equidad”; esta modificación la efectuó la oficina del Comisionado de paz, al momento de leer esta declaración ante la prensa, a las 11 de la mañana del martes 10. La constancia de esta modificación está en los registros periodísticos, de las lecturas del Comunicado hechas por la Plataforma Clamor Social por la Paz y por la oficina gubernamental referida” (Delegación de Paz del ELN) Y   en materia de apaciguamiento de la confrontación ofrece “bala señores”; pasadas las elecciones anunció el incremento del pie de fuerza y las acciones de guerra  contra la insurgencia, sobre todo contra el contra el temido Paisa, de quien se dice que no se le permitirá asistir como delegado en La Habana.

Como punto final,  quedan flotando en el ambiente soso de la paz y la guerra preguntas como: ¿a dónde  llevará la pobreza conceptual, ideológica y ética de los  dirigentes   izquierdistas? ¿Se saldrá con la suya, por tan poco, Juan Manuel Santos? ¿En el futuro cercano tendrán  las locomotoras mineras transnacionales los rieles despejados para llevarse  nuestros recursos naturales?

 

Las víctimas participando para construir sus derechos
nacional  | Martes, 01 de Julio de 2014 15:58

Delegadas y delegados de diferentes regiones del continente fueron participes de la apertura de la Reunión Continental de comisiones, colectivos y campañas rumbo al VI Congreso de la CLOC a desarrollarse en abril del 2015 en Argentina.

La mística fue dirigida por representantes  de los pueblos originarios de El Salvador, durante el desarrollo de la misma se reflexionó sobre la importancia de unificar las luchas en todo el continente y rescatar los saberes de nuestros ancestros; así mismo se hizo recordatorio de hombres y mujeres que han dado sus vidas en busca de la justicia social.

Dirigentes de las diferentes organizaciones del continente recordaron el acontecimiento histórico El Asalto al Cuartel Moncada, de Santiago de Cuba, el 26 de julio de 1953, acción que inició la lucha armada contra la dictadura de Fulgencio Batista, lo que desencadenó con el triunfo de la Revolución Cubana el 1 de enero de 1959.

Una fecha recordada en el continente siendo Cuba un referente para las luchas de las y los campesinos, pueblos originarios, afrodescendientes del continente latinoamericano, “Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad. Quien no sea capaz de luchar por otros, no será nunca suficientemente capaz de luchar por sí mismo” Fidel Castro.

El Encuentro se desarrolla en departamento de San Salvador del país salvadoreño.

 

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la Esperanza!

Haciendo memoria a inicios de siglo XX cuando en la ZONA BANANERA del departamento del MAGDALENA, se empezaba a desarrollar con gran empuje el cultivo del BANANO, los empresarios de la época en cabeza de la MULTINACIONAL UNITED FULL COMPANY, vinculaba a los y las trabajadoras sin ninguna clase de contrato, ni garantías LABORALES, SIN SALUD, EDUCACION, ni VIVIENDA, mucho menos los servicios básicos esenciales, lo que llevo a que en Diciembre de 1928 estos trabajadores se revelaran contra estas COMPAÑIAS exigiendo mejoras salariales y condiciones DIGNAS de TRABAJO y respeto a las garantías laborales, lo que dio que como respuesta de las MULTINACIOBNALES Y el gobierno de la época, respondieran con balas asesinando a más de 3.000, trabajadores, HOMBRES y MUJERES,  que reclamaban sus derechos.

Hoy a pesar que existe una ORGANIZACIÓN SINDICAL denominada SINTRAINAGRO de ideología patronalista desde hace más de dos décadas, los empresarios siguen maltratando y violando todas las normas laborales existentes en la Legislación Colombiana, con el beneplácito de quienes dirigen esta Organización Sindical.

Sin embargo desde el año 2006,  nace una nueva esperanza para los trabajadores de la Zona, al constituirse la Organización Sindical SINTRAGRANCOL, filial de FENSUAGRO-CUT, que con esfuerzo, por encima de los obstáculos que las empresas en ALIANZA con el Sindicato SINTRAINAGRO, para no dejar avanzar el desarrollo de la actividad de asociación y bajo la mirada cómplice y pasiva de las autoridades, sin embargo cada día crece más la credibilidad de la Organización Sindical clasista, afianzando su trabajo y solidaridad con el respaldo de Organizaciones como SINTRAMINERGETICA, SINTRAIME, EL INTERSINDICAL DE LA AGROINDUSTRIA Y LA ALIMENTACION EN COLOMBIA, entre otras, que sigue adelante en defensa de los Intereses de todos y todas las trabajadoras de esta región.

Por eso hoy ya hemos logrado pactar en tres ocasiones CONVENCION COLECTIVA DE TRABAJO –CCT- con la finca VILLA GRANDE, en diciembre del 2013 se firma CCT con la finca SAN RAFAEL y el pasado 06 de Junio se firmó CCT con la finca CORDOBA BIS, donde se ha logrado estabilidad laboral y mejores garantías y condiciones para los trabajadores.

Sin embargo la unidad de empresarios con el sindicato SINTRAINAGRO, y la parcialidad a favor de estos, los funcionarios de quien (imparten Justicia) hace que no logremos avances en otras empresas y fincas de la Zona, caso en la empresa AGROBANACARIBE, la cual consta de 10 fincas en la Zona con algo más de 700 trabajadores, donde SINTRAINAGRO tiene pactado CCT, pero que desde hace tres negociaciones los trabajadores ven retrocesos en sus derechos adquiridos, como el caso de salarios congelados, desmonte de algunas conquistas ya adquiridas, despidos injustos, y acuerdos entre la empresa y el Sindicato que desmejoran los ingresos. En un momento más de 400 trabajadores se habían afiliado a SINTRAGRANCOL, pero en una campaña entre la empresa y la dirección de SINTRAINAGRO, donde ofrecieron prebendas económicas, iniciaron a aplicar el doble descuento Sindical a los afiliados a SINTRAGRANCOL, desconocimiento de afiliaciones por parte de la empresa, desconocimiento del derecho de negociación, persecución a los afiliados de este Sindicato etc. Hoy persisten afiliados más de 300 trabajadores en SINTRAGRANCOL, en espera que las autoridades laborales cumplan con su obligación de defender los derechos Sindicales como laborales de todos los trabajadores.

Así mismo la empresa AGROBANANO finca SAN PEDRO, en unión con SINTRAINAGRO logran desmontar un proceso Organizativo y de negociación que iniciaron estos

trabajadores con SINTRAGRANCOL, los cuales más de 100 que se afiliaron a SINTRAGRANCOL fueron desalojados de la finca, despedidos de la empresa, mientras vinculan en su remplazo una cantidad igual de trabajadores, afiliándolos a SINTRAINAGRO al momento de la contratación y que hoy cuando también reclaman mejores condiciones de trabajo los retiran sin contemplación alguna.

Con SINTRAGRANCOL, FENSUAGRO-CUT venimos realizando sensibilización para que los trabajadores despierten y reaccionen ante las barbaries que comenten estos empresarios con los trabajadores de la zona en complicidad con SINTRAINAGRO, y la complacencia de las autoridades, donde permiten que en estas empresa hayan trabajadores que ni siquiera les pagan el salario mínimo de ley, que no tengan seguridad Social, ni los tengan en un fondo de pensiones mucho menos a una caja de compensación, no les paguen prestaciones sociales ni ninguna otra garantía contempladas en la legislación laboral COLOMBIANA.

Ante esta situación el trato y señalamiento, que venimos recibiendo la dirigencia de SINTRAGRANCOL Y DE FENSUAGRO, que estamos al frente de este proceso, por parte de los empresarios de la Zona y la dirigencia de SINTRAINAGRO, es de delincuentes como lo ocurrido durante el paro de los trabajadores de la finca SAN PEDRO.

En esta región no hay ley para los empresarios que explotan sin misericordia a los trabajadores, la situación de salud, educación, vivienda, saneamiento básico, derechos Sociales y humanos son precarios.

Por tal razón llamamos a las Organizaciones de Derechos Humanos, que intercedan  ante organismos nacionales e internacionales competentes para que se nos reconozcan como ciudadanos con derechos laborales y sociales.

A las organizaciones Sindicales que actúan en contra de los intereses de los trabajadores y acompañan a los empresarios en los atropellos, que recapaciten y adquieran consciencia del mal que ocasionan a la institución sindical y por ende a los trabajadores,  que día a día desmejoran su calidad de vida y aportan ingresos para funcionamiento sindical que en ocasiones son mal utilizados por esta dirigencia.

A las autoridades que cumplan oportunamente con su deber ajustado a la ley y al derecho con imparcialidad ante los patronos y trabajadores. No como lo ocurrido el día de hoy, que a pesar que a los trabajadores de la FINCA SAN PEDRO se les violan todos sus derechos. Por el paro que desarrollan en defensa de estos, las autoridades les declaran paro Ilegal para justificar la masacre laboral cometida por esta empresa. Mientras a su vez el ministerio de trabajo archiva una demanda de múltiples abusos y violaciones a los derechos de la Organización SINTRAGRANCOL y  trabajadores de la empresa AGROBANACARIBE, sin tener en cuenta evidencias y sustentaciones de del sindicato. Y alude el deber de sancionar a las empresa MONTE LIMAR, AGROBANACARIBE Y AGROBANANO, que violando el artículo 433 de CODIGO SUSTANTIVO DE TRABAJO ya que a estas empresas se les presento pliego de peticiones, 28 de Noviembre del 2013, 18 de Diciembre del 2013 y 01 De Abril del 2014 respectivamente, e incumpliendo lo acordado entre nuestra Organización sindical, la Doctoras PATRICIA MARULANDA, DANCY PALACION, JULIA ESTHER MEJIA DE PINTO Y MARILUZ SAAVEDRA BOHORQUES funcionarias del Ministerio de trabajo Nacional, Regional Magdalena e Inspectora de trabajo de Cienaga.

Ciénaga Junio 12 de 2014

PABLO ELIAS VARGAS MANTILLA

Coordinador Nacional

 

Por Dirección Nacional OLT

La Organización de Lucha por la Tierra  de Paraguay (OLT) se dirige a la opinión pública nacional e internacional para denunciar cuanto sigue:

Condenamos la muerte de dos niñas del Asentamiento Huber Duré, del Departamento de Canindeyú, quienes fallecieron a consecuencia de las fumigaciones de los sojeros de la zona. Este hecho enluta nuevamente al Paraguay, país en el que ya se ha perdido la cuenta de las víctimas de la intoxicación por los agrotóxicos que utilizan los empresarios del agro-negocio; empresarios impunes que gozan de la complicidad de los tres poderes del Estado.

Responsabilizamos a esos tres poderes por la muerte de las dos niñas inocentes y por el peligro que corren otros niños y niñas de la zona internados en el Hospital de Curuguaty.

Exigimos cárcel para los empresarios sojeros de la zona y funcionarios del Estado cómplices de estas muertes.

Nos solidarizamos con las familias afectadas de esta tragedia y la Federación Nacional Campesina, que vienen denunciando estos hechos y sólo han recibido imputaciones, cárcel y represión.

Llamamos a las organizaciones sociales populares a la lucha frontal contra este modelo de producción de monocultivos y uso indiscriminado de agrotóxicos, que no solamente expulsa campesinos de sus comunidades sino que además los mata.

¡NI UNA MUERTE CAMPESINA MÁS!

“Por la recuperación y defensa del territorio campesino para la Soberanía Alimentaria”