24
Lun, Abr
0 New Articles

 

Por: CLOC Vía Campesina 

 

El próximo 26 de septiembre se firma  el acuerdo de Paz entre las Farc y el estado Colombiano,  en la ciudad de Cartagena.   Luego de este hecho inicia un proceso de consulta, mediante la aprobación de un plebiscito donde las y los colombianos  afirmarán su compromiso con la Paz que marcará la terminación del conflicto.

 

Reunión de la Comisión de Solidaridad Internacional con congresistas en el Salón Amarillo del Congreso. Foto: Cloc Vía Campesina.

 

La consolidación de la Paz en Colombia será un hecho histórico, no solo para este país sino para el mundo luego de cinco décadas de guerra.

 

Varios  han sido  los  actores del conflicto en estos años, uno de los principales es el campesinado;  que representa más de 5 millones  de personas, quienes han vivido en carne propia  las consecuencias  y los costos de esta guerra interna, que estos más de 50 años ha  ocasionado muerte, desplazamiento y despojo en el campo, principal escenario de enfrentamiento y disputa.

 

“Ahora hablan de Paz cuando ya me han matado a todos mis hijos, nunca hemos podido vivir a plenitud en medio de esta guerra”, asevera campesina en el departamento del Putumayo.

 

Colombia posee cerca  de 42 millones de hectáreas para uso agropecuario, sin embargo también es uno de los países más desiguales del continente, mucha tierra en pocas manos, y muchos campesinos sin tierra,  lo cual ocasiona miseria  y pobreza que afecta directamente a  los pueblos que viven en estos territorios.

 

 Las comunidades de diferentes regiones de Colombia mantuvieron reuniones con la Comisión de Solidaridad Internacional quién las escuchó atentamente. Foto: Cloc Vía Campesina.

 

En ese sentido, el acuerdo de paz tiene varios desafíos por delante, pues si bien no toca temas estructurales, al menos debería  llegar a un punto decente, con un horizonte de  justicia social, económica y ambiental;  garantizando los derechos de las campesinas y campesinos  a una vida digna.

 

La Misión Internacional de Solidaridad con Colombia (20 – 24 de septiembre), organizada por La Vía Campesina y la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo, como garantes del proceso de Paz,  en su primer día fue recibida en el Congreso Nacional. Para luego trasladarse a varias zonas emblemáticas del conflicto como el Putumayo, Norte de Santander, Magdalena, El Meta y Popayán donde fueron recibidos por organizaciones campesinas, cooperativas,  organismos de derechos humanos y diversos actores comprometidos con este sector. 

 

La delegación de la Misión conformada por 16 países de América Latina, África y Europa,  escuchó testimonios, recibieron denuncias, conocieron varios casos de persecución  política, de desapariciones y muertes que han vivido familias campesinas durante la guerra.

 

Integrantes de la Comisión de Solidaridad con Colombia. Foto: Cloc Vía Campesina.

 

La Misión tuvo la tarea de verificar la situación de derechos humanos y tierra que enfrenta el campesinado en el contexto de paz para garantizar el punto uno del acuerdo relacionado a la Reforma Rural Integral que consiste en una serie de transformaciones para democratizar el acceso a la tierra en los campos de Colombia.

 

Además los otros puntos relacionados con la Apertura Democrática, Fin del Conflicto, Solución al Problema de las Drogas Ilícitas y Víctimas del Conflicto Armado. Este viernes 23 la Misión hará la  presentación del informe preliminar con base a las informaciones recogidas durante esta semana.

 

Cabe resaltar, que una parte significativa de la población mundial está formada por campesinas y campesinos. Incluso en un mundo altamente tecnificado, la gente come alimentos producidos por agricultores.

 

La agricultura campesinano es sólo una actividad económica, sino que constituye el sustento vital de todas las personas. La Soberanía Alimentaria de la poblaciónen las ciudades depende del bienestar del campesinado y de la agricultura, por eso es estratégico redistribución de las riquezas y la tierra. 

 

Para proteger la vida humana es importante respetar, proteger y hacer cumplir los derechos de las campesinas  ycampesinos. En este contexto, cobra particular importancia el proceso de Paz que hoy se vive en Colombia, porque es desde el campo donde se construye  y se vive la Paz.

 

Por: Telesur

 

El acuerdo de paz deberá ser refrendado por el pueblo colombiano en un plebiscito convocado para el próximo 2 de octubre.

 

Gran fiesta por la paz en Bogotá. Foto: Internet.

 

El Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC- EP) firmaron este lunes el Acuerdo final de Paz para terminar la confrontación armada de 52 años de antigüedad.

 

>> Lea aquí las palabras de Rodrigo Londoño Echeverry, excomandante de las Farc

 

El acto inició con un minuto de silencio por las víctimas que ha dejado el conflicto armado durante más de medio siglo.

 

El secretario de la ONU, Ban Ki-moon, fue el primero en intervenir tras la firma de la paz. "Continuaremos ofreciendo nuestro apoyo para resolver los temas de derechos humanos que aún persisten", aseveró.

 

Agradeció a Cuba y Noruega por su trabajo como países garantes, así como a Venezuela y Chile por acompañar los diálogos. "¡Viva la paz, viva Colombia en paz", celebró Ban Ki-moon.

 

>>Cronología: esfuerzos conjuntos por la paz de Colombia

 

El comandante de las FARC-EP, Rodrigo Londoño, conocido como Timoleón Jiménez Timochenko, aseguró que con la firma del acuerdo final "abrimos un espacio para que las nuevas generaciones vivan en paz".

 

Rodrigo Londoño Echeverry, excomandante de las Farc. Foto: Farcpaz

 

Aseguró que "el tratado de paz aspira a sellar para siempre la vía de las armas".

 

En nombre de las FARC-EP, Timoléon Jiménez ofreció perdón "a todas las víctimas del conflicto por todo el dolor que hayamos podido causar en esta guerra".

 

Por su parte, el mandatario Juan Manuel Santos indicó que la ciudad de Cartagena de Indias será recordada como el lugar donde se firmó la paz de Colombia.

 

Ratificó que el acuerdo firmado "es una declaración del pueblo colombiano ante el mundo de que nos cansamos de la guerra, de que decimos no más guerra".

 

"Les doy a las FARC-EP la bienvenida a la democracia, cambiar las balas por los votos", manifestó Santos.

 

>> Lea el acuerdo íntegro entre el Gobierno y las FARC-EP

 

Las partes concluyeron en agosto pasado una negociación de más de cuatro años llevada a cabo en Cuba para poner fin a la guerra de 52 años, que ha dejado 220 mil muertos y millones de desplazados.

 

La comunidad internacional celebró la llegada de la paz en Colombia. Foto Interent.

 

Tras la firma, se cumplirá con un cronograma preciso para la dejación de todas las armas en 180 días, las cuales se entregarán a la Organización de las Naciones Unidas.

 

El 24 de agosto de 2016, el Gobierno de Colombia y las FARC-EP anunciaron el acuerdo final de paz. El documento pasó a manos del Congreso de Colombia el 25 de agosto.

 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, notificó al Congreso su decisión de llamar a un plebiscito el próximo domingo 2 de octubre de 2016.  

 

El envío del acuerdo original al Congreso por parte del Gobierno cumplió con el plazo mínimo de 30 días que tenía para difundir los acuerdos con las FARC- EP antes del plebiscito, de tal manera que Colombia conociera qué se votaría en las urnas.