27
Sáb, May
0 New Articles

Peñalosa se erige como enemigo de los pequeños y medianos productores del campo

Nacional

 

Mercados Campesinos

Peñalosa se erige como enemigo de los pequeños y medianos productores del campo

Por: Camilo Raigozo

 

Mercados Campesinos en la Plaza de Bolívar de Bogotá. Foto: Notimundo.

 

Los Mercados Campesinos en Bogotá tuvieron su origen a mediados de 2004, cuando se realizó el primero de ellos en la Plaza de Bolívar por iniciativa de los mismos labriegos y sus organizaciones de los municipios de Boyacá, Meta, Tolima, Cundinamarca y Bogotá.

 

Julián Corredor, miembro de la Federación Nacional de Cooperativas Agropecuarias, Fenacoa  y director de los convenios que se hacen con la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Bogotá, explicó que  junto con otras seis organizaciones, entre las que están Fensuagro, Asomercal, Andas y la Fundación San Isidro, integradas a su vez en el Comité de Interlocución Campesina y Comunal, vienen jalonando el proceso de Mercados Campesinos.

 

Julián Corredor, dirigente de Mercados Campesinos. Foto: Camilo Raigozo.

 

 

La iniciativa salió de un congreso agrario de pequeños y medianos productores realizado en 2003 en el que los campesinos tomaron las políticas agrarias como tema central y desarrollaron los 14 puntos que conformaron el Mandato Agrario. Uno de esos puntos es la soberanía alimentaria y se identificó a la comercialización de los productos cómo una de las mayores dificultades que tienen los campesinos.

 

Para solucionar este problema las organizaciones campesinas iniciaron un arduo trabajo con el fin de general espacios y alternativas. Fue así como se lograron los primeros acuerdos y convenios con el entonces alcalde mayor de Bogotá Luis Eduardo Garzón.

 

Tanto en la administración de Garzón, como en la de los exalcaldes Samuel Moreno y Gustavo Petro, los Mercados Campesinos mantuvieron fluidez y lograron tener un importante desarrollo, al punto de que se implementaron en 14 puntos estratégicos en 10 localidades de la ciudad y se realizaron cada 15 días.

 

 

Mercados Campesinos dependen de la voluntad política de los alcaldes

 

 

Durante las tres administraciones mencionadas se vieron beneficiadas más de dos mil familias campesinas pequeñas y medianas productoras de la región central del país, porque por primera vez en mucho tiempo pudieron vender sus productos sin perder plata,  al lograr esquivar a una cadena de intermediarios, acaparadores y monopolistas.

 

Pequeños y medianos productores agrícolas podían asegurar la venta de sus cosechas en los Mercados Campesinos. Foto: Notimundo.

 

Con los Mercados Campesinos también se vieron beneficiadas enormemente miles de familias bogotanas que lograban adquirir los productos de la canasta familiar con precios desde un 30, hasta un 130 por ciento más baratos que los precios de los grandes supermercados y otros intermediarios.

 

Desafortunadamente desde que inició la administración del alcalde Peñalosa no se ha logrado hacer el primer Mercado Campesino en Bogotá. El nuevo gobierno de la capital colombiana no ha querido dialogar y mucho menos abrir los espacios que mantuvieron los tres anteriores burgomaestres con las organizaciones campesinas.

 

El alcalde Peñalosa quiere reemplazar a los campesinos por intermediarios, empresarios y monopolistas de la alimentación. Foto: Internet.

 

Según Julián Corredor, las organizaciones, por iniciativa de los campesinos, le hicieron llegar a la administración de Peñalosa una propuesta para la continuación de los Mercados Campesinos, pero hasta la primera semana de mayo de 2016 la alcaldía no había querido dar una respuesta. Igualmente en febrero último le solicitaron al secretario de Desarrollo Económico del Distrito una reunión para abordar el tema pero el funcionario se las ha arreglado para evadir el tema.

 

Aunque los labriegos fueron atendidos inicialmente en la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito y hubo allí una primera interlocución de la cual los altos funcionarios distritales quedaron comprometidos a que iban a estudiar las propuestas de los campesinos. Sin embargo una vez estas fueron radicadas, como en los casos anteriores, no ha habido respuesta alguna.

 

 

748 millones de pesos embolatados

 

 

A pesar de que el exalcalde Gustavo Petro dejó una partida de 748 millones de pesos para la continuidad de los Mercados Campesinos, como lo pudieron comprobar las organizaciones por intermedio de un derecho de petición a la Secretaría de Hacienda de Bogotá, la administración de Peñalosa niega tal monto y dice que solo fueron 100 millones de pesos. Además, con cierto cinismo, los funcionarios públicos respondieron que esta plata se había destinado a otros rubros, como la contratación de vigilancia para las oficinas, entre otros.

 

Miles de familias bogotanas se beneficiaban de los bajos precios y la calidad de los alimentos que ofrecen los Mercados Campesinos. Foto: Notimundo.

 

Ante la negativa del alcalde Enrique Peñalosa de oír a las comunidades campesinas de la región central, estas y sus organizaciones realizaron el pasado 5 de abril un  plantón de protesta pacífica  frente a la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito. Habían llevado una propuesta para presentársela a los funcionarios por intermedio de una comisión de cinco campesinos, pero lo que encontraron fue el cierre de las puertas de atención al público y la represión por parte de los escuadrones del Esmad.

 

En su lucha por llamar la atención del gobierno distrital y de la ciudadanía capitalina las comunidades lograron hacer un Mercado Campesino en las instalaciones del Congreso de la República en el marco de la presentación del proyecto de ley sobre los derechos de los campesinos liderado por el senador Alberto Castilla. En este acto los labriegos y sus  organizaciones   también participaron en la visibilización de todo el trabajo que vienen realizando y de la importancia de los Mercados Campesinos para el desarrollo del país.

 

Irónicamente la alcaldía de Peñalosa convocó a la realización de un “Mercado Campesino”, sin campesinos, para el 24 de junio de 2016 en la Plaza de Bolívar. Según Julián Corredor este “Mercado Campesino” lo van a realizar a través de negociantes y empresarios privados, en el que priman los intereses de estos, por encima de los derechos de los medianos y pequeños productores del campo de poder comercializar sus productos sin intermediarios, así como los derechos de los bogotanos que se verán privados de la posibilidad de poder adquirir sus alimentos a precios justos.

 

Señalizaciones de la Alcaldía y la prensa

 

 

Finalmente el dirigente Julián Corredor denunció que mientras la alcaldía de Peñalosa les ha dado la espalda a los campesinos para ayudarles a comercializar sus productos en Bogotá, su administración ha hecho señalamientos temerarios contra algunas organizaciones agrarias, como Fensuagro, al acusarlas de tener vínculos con la insurgencia de las FARC EP y de escudarse en ello para desoír al campesinado.

 

Los bogotanos se verán privados de comer y degustar barato los productos de los diversos municipios gracias a la animadversión del alcalde Peñalosa con los campesinsos. Foto: Notimundo.

 

En el mismo sentido Corredor calificó de falaces las afirmaciones del diario El Espectador en las que acusa a las organizaciones que realizan los Mercados Campesinos de dar malos manejos de los recursos económicos y de contratar personal no idóneo para la ejecución de los convenios.

 

“No es cierto lo que han insinuado de que las organizaciones campesinas no son idóneas para el tema de la contratación, cuando la verdad tenemos un alto nivel organizativo y una capacidad técnica para el desarrollo y la administración de convenios interadministrativos entre la Alcaldía y las organizaciones campesinas y sobre todo para el buen desarrollo de los proyectos. 

 

“En este caso la mayoría de recursos se utilizaron para las operaciones logísticas del mercado, como el alquiler de carpas, sillas, el desarrollo de los mismos mercados, para la promoción y la publicidad. No se malgastaron los recursos en otras actividades, ni siquiera para ponerles transporte a los campesinos para que trasladaran sus productos”, Enfatizó finalmente Julián Corredor a Unidad Agraria.