Minga Nacional

La Minga Nacional va hasta que el gobierno tramite una ley que ponga fin a las penalidades de las comunidades rurales: Eberto Díaz, Fensuagro

Por: Camilo Raigozo

 

El presidente de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria, Fensuagro, Eberto Díaz, hizo estas afirmaciones en el marco de la Minga Nacional que se viene desarrollando desde el pasado 30 de mayo en todo el país. A continuación las respuestas de Díaz a los interrogantes de la oficina de prensa el 1 de junio de 2016.

 

Ver entrevista: 

 

¿Cuál es la participación de Fensuagro y cómo ve  el desarrollo de la protesta?

 

Nosotros hacemos parte de la Cumbre Agraria quién ha sido la convocante a la movilización del paro agrario nacional, el cual se está llevando a cabo desde el pasado 30 de mayo y hasta el momento cuenta con más de 70 mil personas que se encuentran movilizadas en 27 departamentos del país.

 

Fensuagro ha venido participando junto con las otras organizaciones sociales que hacemos parte de la Cumbre Agraria, en la puesta en marcha de todas estas acciones que se vienen desarrollando a nivel nacional, cómo consecuencias de las políticas que vienen afectando a los campesinos, cómo lo denunciamos desde el 2013, con las políticas que afectan al campo y por lo tanto necesita resolverse para dar fin a ese conflicto tan largo que padece el país.

 

Nuestra federación apoya y participa en el Paro Nacional Agrario Étnico y Popular convocado por la Cumbre Agraria, porque el gobierno no ha dado respuestas a los ocho puntos que presentó la Cumbre Agraria en el 2014.

 

Estos tienen que ver con la solución concreta a los grandes problemas que vive el campo, que necesariamente pasan por decisiones políticas cómo la construcción de una política agraria con una reforma agraria, democrática, integral, participativa, que les permita a los campesinos tener acceso a la propiedad de la tierra, pero también acceso a los medios complementarios, para que esa reforma agraria sea efectivamente acorde a las necesidades que viven los campesinos.

 

¿Cuáles son los objetivos más próximos  del paro agrario?

 

Uno de los objetivos es decirle al gobierno que no puede seguir dilatando las soluciones a las exigencias que se le han hecho desde la Cumbre Agraria los campesino y las organizaciones, entre estas Fensuagro y en general del movimiento popular del mundo rural en Colombia; para que le de salida a la crisis que vive el campo colombiano en materia de créditos, comercialización, infraestructura, dotación de tierras, reconocimiento a las organizaciones agrarias, respeto a los derechos humanos y reconocimiento a las mujeres y a los jóvenes del campo.

 

Otros objetivos es que el gobierno le ponga fin a todas las políticas que agravan la crisis ambiental, que agravan el desplazamiento y las violaciones a los derechos humanos, en beneficio de la implementación de megaproyectos en los territorios, sin consulta previa  con los pueblos indígenas, afros y campesinos.

 

Toda esta crisis se ha ido acumulando y hoy las comunidades afectadas, a través de la Cumbre Agraria han decidido movilizarse para exigirle al gobierno que ahora le corresponde cumplir. Qué este no es el momento de la distorsión, ni de seguir dilatando una negociación, sino que tiene que concretar políticas, leyes y política pública de desarrollo rural, que vayan de la mano con la participación plena de los indígenas, de los afros y campesinos.

 

¿Con dos días del paro por qué cree usted que el gobierno no ha querido solucionar los problemas a tiempo antes de que estos se agraven?

 

El gobierno siempre ha tenido oídos sordos a las demandas de los sectores rurales. No hay que olvidar que en el 2013 quiso desconocer el paro e hizo famosa la frase de que “el tal paro no existe”. El gobierno está justificando la represión y está justificando el no cumplimiento con las organizaciones que conformamos la Cumbre Agraria.

 

Esa justificación está basada también en el olvido histórico, porque el Estado no ha tenido una política consecuente con la defensa de la soberanía alimentaria, con la defensa de una reforma agraria incluyente y con la defensa de políticas que permitan el fortalecimiento general de la economía campesina, que permita el fortalecimiento de los pueblos indígenas, que permita el fortalecimiento de los pueblos negros y en general que permitan el fortalecimiento de las zonas de reserva campesina. Esa política de olvido es lo que está causando que los campesinos también se levanten.

 

Cómo lo ha dicho el DANE en sus recientes estadísticas, la pobreza en el campo sigue teniendo un peso contundente, pues más del 50 por ciento de los pobres en el país viven en el campo. La indigencia en el campo cada día crece más como consecuencia de las políticas que prefieren que los recursos del Estado vayan a los grandes negocios y no al apoyo de la economía campesina.

 

Por eso nosotros estamos exigiendo con justa causa la salida a la crisis del sector agropecuario y la inclusión social de la población campesina que históricamente ha sido olvidada pero que además ha sido violentada en todos sus derechos.

 

¿Cuáles son los planes de la Cumbre Agraria para los próximos días de paro?

 

Hemos dicho desde la Cumbre Agraria Indígena Campesina y Popular que esta es una movilización permanente, un paro indefinido. En la medida en que vayan pasando los días esa movilización se irá fortaleciendo con la adhesión de nuevas fuerzas sociales, gremiales, políticas, campesinas, sindicales, estudiantiles, étnicas y populares que van a enriquecer la movilización.

 

Esta es una movilización con mucha iniciativa de los indígenas, campesinos, afros y demás sectores, porque son creativos a la hora de movilizarse. No pretendemos hostigar  con nuestra movilización el paso de la sociedad civil en las carreteras, pero si pretendemos llamar la atención del Gobierno Nacional, de que hay un pueblo que está movilizado.

 

Qué las comunidades campesinas, indígenas, afros y demás sectores populares que acompañan la Minga Agraria, esta movilizado en todo el territorio nacional. Qué esta movilización es para también decirle al gobierno que a pesar de que insiste en afirmar que el modelo de desarrollo económico no está en discusión, los campesinos sentimos que para que haya plena democracia y plena inclusión social de las comunidades rurales, el modelo tiene que revaluarse y modificarse para democratizar la riqueza y no la apropiación de la riqueza en pocas manos como hasta ahora ha venido ocurriendo en el país.

 

¿Que debe ocurrir para dar fin a la protesta?

 

Lo primero es que el gobierno atienda de manera inmediata las exigencias que han venido haciendo la Cumbre Agraria y la Minga Agraria. Eso significa que el gobierno se siente de manera inmediata, lo cual no significa que los campesinos, indígenas y afros, que hoy están en las carreteras y en las calles, regresen a sus parcelas y a sus casas.

 

Las comunidades que hoy están en la movilización regresarán a sus parcelas cuando el gobierno definitivamente decida tramitar una ley orgánica de urgencia en el Congreso de la República para poder incluir las exigencias que las comunidades rurales han venido haciendo históricamente y que ahora a través de acciones de hecho siguen reclamando.

 

¿Qué mensaje les manda a las comunidades que ya están movilizadas y en general al pueblo colombiano? 

 

El primer mensaje es que la dirigencia de la Cumbre Agraria está en pie de lucha con los miles de campesinos, indígenas y afros que están en las carreteras, en las vías, en las cabeceras municipales en 27 departamentos, exigiendo que el gobierno le cumpla a la Cumbre Agraria.

 

El mensaje a  la sociedad colombiana es que acompañe a los campesinos, que son los productores de los alimentos en este país y que los campesinos son necesarios para construir una sociedad democrática.

 

Por eso nuestro llamado es a ejercer la solidaridad  desde el movimiento obrero, estudiantil e intelectual. Desde los citadinos que habitan las grandes ciudades como Bogotá, para que acompañen a las comunidades rurales en sus luchas para darle una salida definitiva a la crisis que padece el sector agrario.

 

También alzar nuestra voz de protesta contra la profundización de ese modelo neoliberal que hoy afecta a millones de compatriotas y a miles de trabajadores. Contra la posible venta de la ETB en Bogotá, contra la privatización de la salud y la privatización de la política social en general, porque todo esto está para favorecer únicamente a los monopolios y grandes capitales nacionales y transnacionales. 

 

Entonces nuestro llamado es a la movilización, a manifestarnos de tal manera que podamos exigirle al gobierno un gran acuerdo nacional donde logremos hacer un plan de desarrollo a favor de todos los colombianos. Un modelo de desarrollo incluyente, que permita que se consolide el proceso de paz que se está llevando en La Habana y el que próximamente se va a abrir con el ELN.

 

 
Con éxito se mantiene la Minga Agraria, Campesina, étnica y popular
 
A continuación transcribimos en su integridad un reporte completo del Equipo Jurídico de los Pueblos sobre los acontecimientos de la Minga el 30 de mayo de 2016 en el nororiente del país:
 
 
Inspirados y animados por la justeza de las razones de la Minga Agraria, campesina, étnica y popular, las comunidades y procesos populares se encuentran apostados, resistiendo en las carreteras del Nororiente Colombiano.
 
 
 
En Lebrija.
 
En Ruta del Sol.
 
Por su parte, el Estado, lejos de considerar la protesta como fundamento básico de la democracia, persiste en su discurso deslegitimador del movimiento social y a través de falacias, pretende sin conseguir éxito, mostrarse sin deuda con las grandes mayorías de este país, cuyos territorios y en general, sus derechos, los sortea al mejor postor.
 
Pancartas en la carretera de Lebrija.
 
Aun cuando cada hecho de sabotaje, inteligencia ilegal, intimidación, estigmatización y provocación de autoridades civiles y militares de las distintas regiones del país, han sido informadas al gobierno nacional, estas prácticas, en el Nororiente, al igual que en otras zonas del territorio Colombiano donde se desarrolla la gran Minga Agraria, Campesina, étnica y popular, se mantienen incólumes.
 
Hace presencia en San Gil el Ejército Nacional de Colombia.
 
A los lugares de concentración de los distintos sectores populares que se han movilizado, han arribado efectivos de la Policía y la Sijin, lo mismo que del Ejército Nacional, aunque legalmente no tienen competencia alguna para hacer frente a este tipo de situaciones.
 
 
Miembros del ejército interrogan a los manifestantes.
 
-En la Lizama de Santander, aproximadamente a las 7:30 pm, se acercaron dos patrullas de la Policía que se desplazaban en motocicletas e instalaron un artefacto o dispositivo que al parecer bloquea la señal de comunicación, pues de ese momento se empezaron a presentar dificultades para el envío y recepción de información.
 
Hacia las 9:00 pm, arribaron al sitio de concentración de la Minga, cerca de 30 efectivos del ESMAD, ubicándose inicialmente cerca al centro de acopio y pretendiendo en actitud agresiva y provocadora dirigirse al lugar donde se encontraba ubicada una parte de las comunidades. 
 
 
 
Luego procedieron a rodear todo el lugar e informaron a los delegados para los derechos humanos de la Minga, que tenían orden de desalojo y que por tanto procederían esa noche a sacar a todos los manifestantes.
 
- En horas de la mañana, del 30 de mayo de 2016, en el punto conocido como Macanillo, jurisdicción de Socorro – Santander, un grupo de uniformados del Ejército Nacional de Colombia abordaron a la comunidad solicitando dialogar con el encargado de la protesta; petición a la cual la comunidad responde que debían conversar con todo el campesinado presente en el lugar.
 
El Ejército Nacional de Colombia hostigando a los manifestantes.
 
Momentos después, llega el Sargento Martínez, con dos Comandos de Acción Inmediata (CAI) móviles de la policía y varios carros de apoyo de la misma entidad, dando vueltas y aparcados muy cerca del lugar donde se ubica la comunidad; ejerciendo presión psicológica y atemorizando a las personas que se encontraban en el sitio de concentración.
 
Siendo las 3:47 p.m, Llegaron refuerzos del Ejército, Policía Nacional y Sijin, aumentando el nivel de presión en las comunidades que ejercen su derecho a la protesta.
 
Hacia las 4:10 p.m, Policía y Ejército, intentaron sacar a un campesino para hablar con él privadamente, situación que generó mayor tensión en la comunidad. Actualmente se encuentra el mayor Juan Daniel Pedraza Cala, Ejecutivo y Segundo Comandante del Batallón de Artillería No. 5.
 
-El 30 de mayo, sobre las 5:30 am, al punto de la concentración campesina ubicado en La Ruta del Sol en el corregimiento de Besote del municipio La Gloria - Cesar, llegó una patrulla de la policía, indagando sobre el número de personas que estaban participando de la Minga y en particular, si la gente del sur de Bolívar ya había llegado. Preguntaron igualmente cuánto tiempo permanecerían en el punto. 
 
Hacia las 9:40 am, arribó la intendente Blanca, encargada de la oficina de DDHH de la Policía en el departamento del Cesar y le indicó a la comunidad que estaría pendiente de la situación y que cualquier cosa le avisaran.
 
Sobre las 12:10 de mediodía, hizo presencia el General Segura de la Policía Nacional, informando que venía de Bogotá y sería el encargado del operativo en esta región. Advirtió a los campesinos de la Minga que mientras no bloquearan la vía no sería necesario el uso de la fuerza.
 
Mientras el alto oficial se dirigía a las comunidades, uno de los agentes de policía que lo acompañaban comenzó a fotografiar a los campesinos. Otro de los patrulleros a su mando, portaba un arma larga (Fusil). 
 
Aproximadamente a las 3:40 pm, se presentaron sobrevuelos de dos helicópteros, uno de ellos perteneciente al ejército y el otro con insignias de la policía, dieron 3 vueltas sobre la zona del asentamiento de la Minga y posteriormente se retiraron con dirección al municipio de Aguachica.
 
 
 
Tomado de: 

 

Magisterio: “Si el gobierno no presta la debida atención, va a ser un paro nacional indefinido”

Por: Prensa Magisterio

 

El primero de junio el magisterio colombiano desarrollará un paro nacional de 24 horas por la dignificación de los servicios de salud, convocado por la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode.

 

 

Luis Grubert, presidente de Fecode. Foto El Día

 

“La salud tiene un marchitamiento, producto de una política del gobierno que ha venido degenerando en dificultades en la prestación del servicio. La Ministra de Educación, Gina Parody, quien preside el ministerio, quien dirige el Consejo Directivo del Fondo, quien maneja los recursos para la educación y para nuestras prestaciones, no ha adelantado las acciones pertinentes  para lo que acordamos en el mes de mayo (del año pasado): dignificar el servicio de salud”, manifestó el presidente de Fecode, Luis Grubert.

 

Grubert asegura que: “No hay una sola fórmula del gobierno que contribuya a sacar de la crisis el servicio médico asistencial”. Además, “nos preocupa el silencio de la ministra. No queremos que ella maneje de manera unilateral nuestra salud. Exigimos que nuestro régimen sea manejado a través del Estado, bajo ley 80”.

 

De hecho, Fecode denunció que de los 7 billones de pesos aproximados que cuesta en totalidad el servicio médico del magisterio, el representante del Ministerio de Hacienda arguyó que eliminarían los 400 mil millones de pesos que aportan como plus y que aseguran lo ‘especial’ del régimen, pues cubre cuotas moderadoras, copagos o periodos de carencia.

 

De desaparecer, el régimen no tendría diferencia alguna con el de ley 100. Otro aspecto que compete al MinHacienda es el pago de las deudas laborales que cuentan ya un año de retraso.

 

En concreto, Fecode exige que las entidades involucradas cumplan con su función en los contratos en que están feneciendo y que el gobierno se empeña en prorrogar: El gobierno contrata, la Fiduprevisora vigila y todos los prestadores cumplan con la prestación del servicio; lo cual no viene sucediendo. Adicionalmente, que esto continúe en los siguientes términos.

 

Luis Grubert hizo un llamado al presidente de la República a una reunión pronta, que comprometa a la ministra del Trabajo, ministra de Educación, ministro de Salud y ministro de Hacienda para trazar una hoja de ruta. “Si no presta la debida atención para resolver el problema de la salud, no va a ser un paro de 24 horas, va a ser un paro nacional de carácter indefinido”, advirtió.

 

La jornada se realizará con movilizaciones en las capitales y en todos los municipios, esperando unir a otros sectores, como salud. 

 

Finalmente, el magisterio expresó su solidaridad en la defensa de la ETB. “Para Fecode, es parte de nuestro ideario la defensa de lo público, para nosotros la defensa de lo público es la defensa de la ETB. Así como defendemos que la educación no se privatice, así como estamos en contra de los colegios en concesión, estamos en contra de que el Estado siga entregando su soberanía a multinacionales a empresarios particulares. Que sea el gobierno el que maneje las empresas del gobierno”.

 

Fotos: Semana y El Día.

Tomado de: http://eldia.co/index.php/educacion/11092-magisterio-si-el-gobierno-no-presta-la-debida-atencion-va-a-ser-un-paro-nacional-indefinido

 

Minga Nacional

“¡Volvemos a las calles y a las carreteras!”

Por Camilo Raigozo

 

Vista parcial de representantes de las organizaciones que conforman la Cumbre Agraria en el lanzamiento de la Minga Nacional. Rueda de prensa. Foto: Camilo Raigozo.

 

En rueda de prensa efectuada en la mañana de este 27 de mayo en las instalaciones de la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, el movimiento social Cumbre Agraria dio a conocer las razones y los pormenores de lo que será la Minga Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular.

 

El inicio de la minga será a las cero horas del próximo 30 de mayo y se extenderá en campos y ciudades de todo el país. Todas las actividades previstas a realizarse dentro del marco de la Minga se harán de forma pacífica. La fecha del final del certamen está en manos del gobierno en cabeza del presidente Santos, ya que se hará cuando este atienda los requerimientos de las comunidades.

 

La Cumbre Agraria es una convergencia de al menos 24 organizaciones sociales de base que abarcan los sectores Campesino, indígena, afrodescendiente, sindical, político, ambiental y minero, entre otros.

 

Paro campesino en el Catatumbo. Foto: Notimundo.

 

Son múltiples las causas que motivaron la decisión de llevar a cabo este tipo de protesta social, tales como el incumplimiento por parte del gobierno, de los acuerdos pactados desde los paros agrarios y minga indígena de 2013 y 2014, así como las jornadas de indignación de 2015 y los pliegos de exigencia presentados tras las movilizaciones del 24 de enero y 17 de marzo de 2016.

 

“Evidenciamos una falta de voluntad del presidente Juan Manuel Santos para  dar cumplimiento a los acuerdos y de sentarse a dialogar con las organizaciones de Cumbre Agraria”, dijo ante la prensa Luis Fernando Arias, presidente de la ONIC.

 

Así mismo motivan esta movilización la amenaza de desplazamiento masivo de campesinos por los megaproyectos agrícolas, mineros e hidroenergéticos, de las transnacionales y del gran capital. “Los campesinos somos una especie en vías de extinción”, dijo al respecto el dirigente del Coordinador Nacional Agrario, Robert Daza, quien agregó que por eso, "volvemos a las calles y carreteras".

 

Paro campesino en el Catatumbo. Foto: Camilo Raigozo.Notimundo.

 

 

La minga también tiene como objetivo manifestar la oposición de la mayoría de los colombianos a los Tratados de Libre Comercio; al Plan Nacional de Desarrollo; a la venta los recursos estratégicos de la nación; a la venta de las empresas públicas; a la venta de los bienes energéticos; a los daños medioambientales; al deterioro del agua; al acaparamiento de tierras; al latifundio y a las políticas extractivistas, entre otros.

 

Al mismo tiempo que la Minga Nacional apoya los diálogos de paz con las FARC EP y el ELN, fustiga el resurgimiento de la estrategia paramilitar de la extrema derecha. “Estas fuerzas oscuras han asesinado a más de 70 campesinos, desplazado a centenares de familias y tienen amenazadas a otras miles”, aseveró Robert Daza. 

 

Finalmente la Cumbre Agraria convocó “al conjunto del pueblo colombiano a hacer parte de la Gran Minga Nacional 'Sembrando Esperanza, Cosechando País' y participe en las movilizaciones pacíficas, en los eventos culturales y demás acciones previstas, para expresar su inconformidad con el actual modelo económico y de desarrollo, que no corresponde con los sueños del pueblo por alcanzar la paz con justicia social y ambiental”.

 

Cumbre Agraria convoca a minga nacional por el buen vivir, una reforma agraria estructural y una ciudad digna

 

Por: Organizaciones sociales

La Cumbre Agraria, compuesta por diferentes organizaciones sociales, tomó la decisión de realizar una minga a nivel nacional. Foto: Internet

 

Convocamos al conjunto del pueblo colombiano a hacer parte de la Gran Minga Nacional "Sembrando Esperanza, Cosechando País" participando en las acciones de movilización pacífica que se avecinan para expresar nuestra inconformidad con el actual modelo económico y de desarrollo, que no corresponde con los sueños del pueblo por alcanzar la paz con justicia social y ambiental.

 

El gobierno de Juan Manuel Santos y sus predecesores, han sido enfáticos al expresar públicamente que el modelo de desarrollo del país no es negociable y aunque la ciudadanía se ha manifestado en contra del mismo, el Estado colombiano sigue sin escuchar u ofrecer alternativas sostenibles para dar solución de fondo y de manera estructural a la crisis económica, ambiental y social que se agudiza en todo el territorio colombiano.

 

Hoy nuestro llamado es a enfrentar las nocivas políticas extractivistas que ponen en riesgo los bienes naturales, la soberanía nacional y la pervivencia física y cultural de las comunidades rurales y del conjunto del pueblo colombiano.

 

Este llamamiento también responde a la indiferencia e incumplimiento sistemático en el que viene incurriendo el gobierno a los acuerdos alcanzados tras los Paros Agrarios y Minga Indígena de 2013 y 2014, así como las jornadas de indignación de 2015 y los pliegos de exigencia presentados tras las movilizaciones del 24 de enero y 17 de marzo de 2016.

 

El gobierno sigue incumplimiento las órdenes de la Corte Constitucional para la protección de las victimas (Sentencia T-025), postergando la reparación integral contemplada en la ley 1448/11.

 

Minga realizada por indígenas del Cauca. Foto: Notimundo.

 

 Diversos sectores sociales (victimas, ambientales, transportadores, sindicales, mujeres, educativos, urbanos y rurales entre otros) venimos oponiéndonos a las políticas gubernamentales que responden a los Tratados de Libre Comercio y se expresan en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) que pone en venta los recursos estratégicos de la nación, las empresas públicas, los bienes energéticos, el agua y distribuye de manera inequitativa la tierra, aumentando los beneficios en favor de unos pocos y excluyendo a millones de ciudadanos, campesinos, indígenas y negros de sus legítimos derechos.

 

Nos oponemos también de manera radical a la ley de seguridad ciudadana, que viola las libertades democráticas, al nuevo código de policía y la actuación represiva por parte del Esmad contra las justas protestas de las personas.

 

Nos oponemos a las detenciones arbitrarias, la persecución, hostigamientos y asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos, así como la nueva fase de paramilitarismo que atenta gravemente contra las organizaciones sociales populares y pone en riesgo la consecución de una paz estable y duradera.

 

Reiteramos nuestro apoyo al proceso de diálogos de paz con las FARC y con el ELN, pues estamos convencidos de la salida negociada al conflicto armado; pero de la misma manera, consideramos que se requieren soluciones concertadas al conflicto social, político y económico, necesarias para una paz con justicia social y ambiental.

 

En consecuencia, y como una justa e histórica reivindicación, reclamamos del gobierno nacional que se garantice la participación activa, vinculante y decisoria de las comunidades para diseñar y construir la reforma agraria Integral que redistribuya y democratice la propiedad de la tierra y reoriente el modelo de desarrollo económico en armonía con la naturaleza y la diversidad cultural.

 

Reiteramos el llamado amplio a todas las personas y comunidades del campo y la ciudad, para que expresemos en un solo sentir nuestra voz de esperanza por un cambio de rumbo en el país, que garantice el buen vivir de las presentes y futuras generaciones. 

 

Pongámonos la ruana, el sombrero, el bastón de mando y salgamos a caminar la palabra en calles y carreteras, campos y ciudades, para manifestar nuestro compromiso en defensa del agua, el alimento, a las semillas nativas, a la naturaleza y la identidad cultural. Nuestra lucha es por la vida.

Más artículos...