Activista del Centro Democrático llama al crimen

Derechos Humanos

COMUNICADO

Activista del Centro Democrático llama al crimen

 

El proceso de paz entre el Gobierno del Presidente Juan Manuela Santos Calderón y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), ha conducido a la firma del Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera.

El cual pretende acabar con los factores que política, económica, social y culturalmente han reproducido un conflicto que lleva más de 50 años. Uno de sus puntos, la Reforma Rural Integral, ha sido visto con buenos ojos, a pesar de las modificaciones sufridas luego del triunfo del NO en el plebiscito del pasado 2 de octubre. Las organizaciones campesinas, agrarias, étnicas y populares se han dado a la tarea de hacer una amplia pedagogía de paz, por lo que en el departamento, antes y después del mencionado plebiscito, desde ASOAGRO Atlántico, filial a FENSUAGRO, hemos explicado a los campesinos, indígenas, afrocolombianos, artesanos, pescadores, y en general, las personas que habitan en el mundo rural, los alcances del Acuerdo Final, y sobre todo, de la Reforma Rural Integral.

Esto ha originado una gran aceptación de nuestro trabajo, así como los odios de quienes ven amenazados sus intereses mezquinos. Es así como debe entenderse que esté circulando un mensaje en redes sociales, donde llaman a Jaime Amín, congresista del CENTRO DEMOCRÁTICO, principal palo en la rueda para la paz, para que “tome atenta nota de como las FARC están actuando políticamente en la Dpto. del Atlántico”. En efecto, señala que desde hace “dos meses atrás las FARC a través de una entidad denominada FENSUAGRO están convocando a personas de muy escasos recursos entre los barrios humildes de B/quilla y área urbana del Dpto. con la esperanza de que serán beneficiados con parcelas que el gobierno les entregará a través de dicha entidad, supuestamente en desarrollo de lo pactado en La Habana para seguir adelante con la reforma del agro. Si bien manifiestan que esta actividad se realiza en toda Colombia, ostento las pruebas de su modus operandi en el Atlántico. Acá tienen montada una oficina en el centro de Barranquilla denominada ASOAGRO, filial de FENSUAGRO.  Desde entonces vienen realizando reuniones en áreas rurales retiradas y muy discretas de galapa, Baranoa, sabanagrande entre otros, para lo que transportan a gente en buses y los atienden en su permanencia en esos lugares”.

 

Al respecto, desde ASOAGRO dejamos en absoluta claridad que denunciaremos ante las autoridades competentes estos señalamientos que nos equipara a la guerrilla de las FARC-EP, máxime, cuando ha sido ese el discurso para justificar los asesinatos de miles de líderes en Colombia. Es una invitación al crimen, sobre todo en un departamento que tuvo una fuerte presencia del Frente José Pablo Díaz de las AUC. Además, es alarmante en el presente contexto, donde se han asesinado a más de 30 líderes de procesos comunitarios desde la firma del Acuerdo Final hasta la fecha. FENSUAGRO, por su parte, en las comunicaciones, también hará lo propio, debido a que varios de sus dirigentes han sido amenazados en los últimos meses.

 

Por otro lado, aclaramos que la Reforma Rural Integral como primer paso hacia darle solución a los grandes problemas que aquejan al campo, acordó la creación de un Fondo de Tierras, donde se distribuirá de manera gratuita un total de 3 millones de hectáreas de tierra para los trabajadores y trabajadoras con vocación agraria sin tierra o con tierra insuficiente, además de la formalización de 7 millones de hectáreas pertenecientes a la pequeña y mediana propiedad rural. En un departamento con más de 17.000 campesinos sin tierra, encerrados en centros urbanos por los grandes y medianos terratenientes y latifundistas, la Reforma es un pago a la deuda histórica que se tiene con el campo. Deuda que no es sólo de la propiedad rural, sino también del resto de derechos políticos, económicos, sociales y ambientales, como es el acceso a la educación, a la salud, a los servicios públicos domiciliarios, etc., y que la Reforma también busca solucionar.

 

Además, esclarecemos que hemos realizado diversas reuniones, todas públicas, masivas, y no de forma discreta como dice el mensaje anónimo, dando a conocer cada uno de los puntos de la Reforma para que a la hora de la implementación, no se invisibilice las necesidades del Departamento. De igual forma, el compromiso de cada uno de los afiliados es lo que permite el transporte con el único medio disponible: pagando los pasajes de buses intermunicipales, y no contratados por ASOAGRO, como parece querer decir. Así mismo, nuestra organización, respetuosa de la legalidad, debe disponer de una oficina, cuya dirección es conocida por las autoridades, dado que no hay que olvidar que nuestras comunicaciones, en su membrete, tienen indicada la dirección de la sede.

 

ASOAGRO Atlántico, contrario a lo que dice el mensaje, no existe hace dos meses, sino desde 1979, como SINTRAGRÍCOLA, el cual, ante la persecución que sufrió por la presencia paramilitar, se vio en la obligación de cambiar de nombre.

 

También dice el mensaje anónimo que mientras “explican en que consiste la supuesta repartición de tierras, empiezan con toda la propaganda guerrillera adoctrinando a los incautos con respecto a que el socialismo es el futuro y que el estado Colombiano es el culpable de su situación concluyendo así que se deben unir fuerzas para refundar a Colombia. Así han procedido a carnetizar a los concurrentes, tomandoles todos sus datos con fines politequeros. Tengo todas las pruebas de ello para ser aportadas, toda vez que esto es más grave que lo denunciado semanas pasadas en la Guajira”.

 

Dejamos en claro que no tenemos ningún tipo de propaganda guerrillera. Sí responsabilizamos al Estado por la situación del campo, y por ello, estamos convencidos en un modelo alternativo de desarrollo, donde se coloque el acento en la paz con justicia social, la democracia con real participación, la inclusión, la preservación del medio ambiente, etc. Por su parte, los datos y la carnetización no son con fines distintos del respeto a la legalidad. En efecto, el Estado exige los datos de los afiliados, así como disponemos del carnét para identificar en las reuniones, internas o ante entidades, de forma que inescrupulosos no usurpen nuestro nombre, como en ocasiones ha sucedido.

 

Por último, desde ASOAGRO estamos convencidos que este tipo de señalamientos enrarecen el clima del proceso de paz, por lo que la sociedad debe hacer esfuerzos para defenderlo. Exigimos de Jaime Amín, congresista del CENTRO DEMOCRÁTICO un pronunciamiento público al respecto, deslindándose del llamado a la ilegalidad de quien redacta el mensaje. Llamamos a las autoridades del Estado para que, en el marco de sus competencias constitucionales y legales, atiendan este caso, y se evite así hechos que en el futuro se deban lamentar. Renovamos nuestro compromiso de forma pública con este proceso de paz, manteniendo siempre la alegría, recogiendo la clamorosa esperanza de un pueblo cansado de la guerra, así como esperamos que llegue a feliz término el del ELN con el Estado colombiano.

 

Barranquilla, 27 de abril de 2017

 

Junta Directiva Departamental

 

ASOAGRO ATLANTICO