NO MAS BOMBARDEOS MEDIÁTICOS EN CONTRA DE LOS CAMPESINOS

Derechos Humanos

En medio de la guerra, la muerte y la zozobra un pueblo valeroso se ha levantado contra la violencia sociopolítica estatal, ha resistido en las montañas, en los ríos, en los barrios, en las universidades, en todos los rincones del país y ha definido juntar sus rebeldías en torno a un solo propósito: la consecución de la paz con justicia social como proyecto político para una Colombia Nueva. Marcha Patriótica surge en el reconocimiento de todas estas luchas, que en todas las regiones se materializan en hombres y mujeres que diariamente trabajan por defender los derechos de sus comunidades bajo la exigencia de encontrar alternativas a las causas que han desatado las distintas problemáticas sociales. Compartir esa exigencia, ese clamor del pueblo de una salida política al conflicto social y armado no nos convierte en guerrilleros y pese a ello irresponsablemente se nos señala y estigmatiza.

 

.

 

Rechazamos fehacientemente los juicios emitidos por el periodista Andrés Bermúdez Liévano de la silla vacía en su reportaje: “El asesinato con el que acusan a Las Farc de romper la tregua”, donde se afirma categóricamente que ASOMINUMA (Asociación de juntas comunales de los ríos mira, nulpe y Mataje) es una organización campesina que hace parte de las bases de Las Farc, que pretende usurpar las representaciones de los procesos afro y que está ligada a los hechos que le causaron la muerte al líder Genaro García. Todo proceso de imputación de responsabilidad penal se basa en la existencia de pruebas contundentes que demuestren la participación real y efectiva de los autores en la comisión de la conducta punible, sin embargo estas afirmaciones basados en supuestos y en versiones sustentadas en otras versiones no contribuyen al esclarecimiento del caso, por el contrario se configura una agresión contundente a la vida e integridad de los líderes campesinos de la asociación. Denunciamos igualmente que el resurgimiento de grupos paramilitares es una gran amenaza para nuestros procesos, los panfletos que circulan hoy por hoy en la costa pacífica donde se anuncian jornadas de limpieza por parte de las autodefensas gaitanistas, que incluye amenazas de muerte a los consejos comunitarios, a las comunidades indígenas, a las asociaciones campesinas bajo la excusa de vivir en territorios controlados por la guerrilla, agrava nuestra situación cuando proliferan pronunciamiento por parte de los medios de comunicación que marcatizan a nuestros líderes y que nos hacen blancos de las fuerzas estatales y paraestatales. Son varias las denuncias que hemos interpuesto sobre la violación sistemática de los derechos humanos y las infracciones del derecho internacional humanitario en nuestro territorio, el estado en materia social en nuestra región no existe, la salud, la educación, todos nuestros derechos son constantemente negados, nuestras comunidades son diariamente hostigadas y victimizadas so pretexto de combatir la insurgencia, la única presencia del estado es la fuerza pública, el estado para nosotros es la guerra. Condenamos los asesinatos de líderes sociales y nos duele la muerte del líder Genaro García y nos solidarizamos con su familia y demás allegados, expresamos que Asominuma como organización campesina de marcha patriótica insiste en el llamado a la unidad, llamamiento que parte del respeto por las organizaciones étnicas y la necesaria coordinación que debe existir entre todos los procesos rurales que sufrimos las agresiones del estado en el campo colombiano. La paz con justicia social es una necesidad ineludible para todos nuestros pueblos y la misma parte de construir entre todos una hoja de ruta para superar todos los problemas que mantienen el desarrollo del conflicto, insistimos que es necesario encontrar soluciones estructurales a las causas que provocaron la confrontación armada, nuestras voces se suman a la exigencia de una asamblea nacional constituyente como instrumento para construir desde todas las voces y cosmovisiones propuestas para un nuevo país. Exigimos también el cese al fuego bilateral para evitar el derramamiento de sangre en nuestros territorios, finalmente son los hombres y mujeres más pobres los que se encuentran en los campos de batalla y los caminos para la paz deben allanarse con hechos concretos que brinden confianza a toda la sociedad Colombiana. Pero la paz no puede existir si los medios de comunicación siguen lanzando bombardeos mediáticos en contra de los humildes, si siguen disparando frases de aniquilamiento, si edifican un camino para la guerra, que cesen las hostilidades contra el pueblo, que cesen las voces de la guerra. Hacemos un llamado al frente amplio, a la cumbre nacional agraria, étnica y popular, al clamor por la paz y diálogo intereclesial por la paz a realizar una jornada de verificación en Tumaco, específicamente en el río mira para que nuestros líderes puedan denunciar todos los atropellos que ha cometido el estado colombiano en contra de nuestra población, igualmente para que el consejo comunitario pueda realizar sus denuncias. ESTA EN MARCHA LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL, ESTA EN MARCHA LA CONSTRUCCIÓN DE UN NUEVO PAÍS MARCHA PATRIÓTICA CAPÍTULO NARIÑO