22
Lun, May
0 New Articles

En Barranquilla desaparece defensor de derechos humanos posiblemente a manos de la Policía

Derechos Humanos

Por: Camilo Raigozo. Fensuagro

 

La ONG defensora de derechos humanos Lazos de Dignidad denunció la desaparición del defensor de derechos humanos y miembro de esa organización Andrés Felipe Ruge Ochoa.

 

Según la denuncia, el pasado domingo 1 de noviembre a las cinco y media de la mañana Ruge Ochoa se comunicó con la abogada Yuly Henríquez, encargada de atención a personas privadas de la libertad de la Fundación Lazos de Dignidad.

 

En la llamada perentoria Ruge le relató a la abogada lo siguiente: “Me detuvo la Policía Nacional, cerca de donde vivo por el terminal de transportes acá en Barranquilla. Yo venía de trabajar e iba llegando al hotel donde me estoy quedando. Les reclamé a los policías por el procedimiento y les pregunté porque me detenían.

 

“Empezaron a golpearme en la cara; me pegaron duro con la mano abierta, me rompieron la boca y la nariz y me dicen que me van a llevar a la UPJ o a la URI, no sé qué me van a hacer, me robaron,  tengo miedo”.

 

.

 

La víctima del terrorismo policial logró contarle a Henríquez que los agentes represores lo tenían en el sector del terminal de transportes. “Me tienen cerca del terminal, no veo todas las placas, uno de los policías que me golpeó tiene el número 440”, fue lo último que el defensor le dijo a la jurista antes de que se cortara abruptamente la comunicación.

 

Según Yuly Henríquez ella marcó de forma inmediata dos veces al celular de la víctima pero no fue posible la comunicación porque las llamadas se fueron a correo de voz. “Andrés Felipe estaba llorando en el momento en que me dio la información”, agregó.

 

La abogada de la FLD de inmediato comunicó los hechos a los familiares de Andrés Felipe y activó el esquema de protección para dar con el lugar de detención del defensor. Igualmente denunció los hechos ante las autoridades competentes y del abogado Emilio Díaz de la misma organización.

 

Díaz averiguó en el Comando de la Policía de Barranquilla, donde un funcionario de la oficina de atención al ciudadano le manifestó que allí no se encontraba Andrés Felipe. Igual sucedió en la UPJ y en la URI, donde también le informaron que no se encontraba.

 

Tanto familiares como Díaz lograron establecer que el celular número 315 711 58 69  de donde se comunicó la posible víctima con la abogada Yuly Henríquez a las cinco y media de la mañana, corresponde a un abonado que tiene el servicio de venta de minutos ubicado en la estación de gasolina La Estrella cerca al terminal de transportes.

 

 

Desde entonces el defensor de derechos humanos Andrés Felipe Ruge Ochoa de 29 años de edad se encuentra desaparecido posiblemente a manos de miembros de la Policía Nacional.