Educación popular al servicio de las y los trabajadores

Agroindustria

{image}http://fensuagro.org/images/stories/taller-formacion-laboral1.jpg{/image}

En el marco del proyecto Fos-Fensuagro, el componente de educación es quizás el de mayor importancia, si consideramos que la educación popular y sindical con una clara orientación o carácter de clase, permite el reconocimiento de la realidad compleja, difícil y concreta por la que está pasando, no solo, el movimiento sindical, sino el movimiento popular como consecuencia de las nefastas políticas que por mandato del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional se vienen imponiendo por parte de la clase política y gobernante sumisa del país, el desenmascaramiento de las leyes y proyectos de ley propuestos por el Gobierno, que de manera subrepticia, socaban y engañan aún más al campesino y al trabajador mientras legalizan el despojo.

.

En este proceso y reconocimiento de la cruel realidad colombiana, la educación como herramienta de trasformación e instrumento de liberación del pensamiento y la conciencia debe estar dirigida u orientada a fortalecer la formación política del movimiento campesino, cualificándolo y preparándolo tanto en la teoría como en la práctica para enfrentar el debate conceptual, las nuevas necesidades organizativas y los nuevos retos en la movilización.
Durante el proceso y desarrollo del programa de educación Historia del Movimiento Sindical, Organización, Liderazgo y Derechos Humanos, el cual está construido con elementos, conceptos, problemáticas propias y transversales a las necesidades del movimiento sindical y campesino. Con esto, se pretende el fortalecimiento de los métodos de organización para la movilización y que permita comprender las causas de la actual realidad del pueblo colombiano, particularmente la situación de los sectores campesinos, permitiendo así hallar caminos que fortalezcan la lucha por un nuevo país, donde quienes generan realmente la riqueza, ocupen el sitio que históricamente les ha sido usurpado.
Una reseña de los talleres trabajados nos lleva a señalar el enorme interés que estos han despertado en el conjunto de las y los participantes, el módulo 1, llamado fundamentación teórica, es un módulo diseñado para identificar la validez y necesidad del método dialéctico (comprender las leyes y categorías), como herramienta liberadora y para la acción, el reconocimiento de los elementos ideológicos que se expresan en pugna en los hechos y fenómenos socio – políticos. Estos rasgos generales fueron validados y puestos en práctica, en los sindicatos de la palma: Sintraproaceites, de los municipios de Copey y San Alberto (Cesar); Sintragrancol, Ciénaga (Magdalena); Sintraimagra, Meta. Las dinámicas allí trabajadas llevaron a los participantes a indagar y buscar las respuestas sobre lo que está aconteciendo al interior de las empresas, en cuestiones de relaciones laborales, obrero patronales, las luchas sindicales y los procesos de negociación, la participación en la discusión de los asistentes y la elaboración de propuestas, recomendaciones, mecanismos y acciones para sus organizaciones, fueron la nota sobresaliente de estos talleres locales que sin lugar a dudas presagian nuevas luchas y acciones de los trabajadores, en la búsqueda de mejores condiciones de vida para ellos y sus familias.
El módulo 2 (talleres regionales), el cual gira en torno a los temas que tiene que ver con el estado, la lucha de clases y el movimiento obrero, busca fundamentalmente: Identificar los rasgos fundamentales de los modos de producción en el transcurso histórico del desarrollo general de la humanidad, comprender la relación entre el surgimiento del estado y la lucha de clases, comprender la importancia de las revoluciones tecnológicas a través de la historia como determinantes en los modos de producción y el papel de los trabajadores en las mismas y el reconocimiento del movimiento obrero y popular como motor del desarrollo histórico. Este nivel nos llevó a mirar la compleja situación a nivel regional, en los campos político, sindical, social y ambiental, abordándolos desde el campo de la mal llamada democracia burguesa la cual realmente es una parodia, donde quienes están en el poder disponen las reglas y las condiciones para conservarlo. Especial atención del taller regional realizado en Santamarta, fue el tema que tiene que ver con los derechos laborales y sindicales, los cuales vienen siendo violados en forma sistemática por parte de los patrones, no solo violan las leyes nacionales, si no los convenios y tratados internacionales que tiene que ver con la protección de esos derechos consagrados.
En este segundo nivel se puede evidenciar en forma más concreta el fortalecimiento de las organizaciones sindicales y campesinas, en el reconocimiento de su papel histórico, en la defensa de sus derechos, laborales, políticos, económicos y sociales, y de la importancia de su incidencia política a partir de un enfoque histórico de clase, en la movilización y en la aplicación de instrumentos para comprender las causas de la actual realidad de las condiciones de trabajo y del pueblo colombiano.