La agroindustria de las flores: “Acercamiento a las realidades del sector”

Agroindustria

{image}http://fensuagro.org/images/stories/trabajadora-de-las flores1d.jpg{/image}
La agroindustria de las flores es uno de los principales sectores productivos de nuestro país, que cuenta con diversos cultivos esparcidos en nuestra geografía nacional. Asimismo, es fundamental comprender las realidades del sector desde el lado de quienes producen las flores frescas cortadas que serán exportadas al exterior, desde el lado, de los miles de trabajadores que día a día concurren a las empresas floricultoras. En el presente artículo, La Casa de las y los Trabajadores de las Flores aborda tres aspectos fundamentales del sector como lo son el impacto del TLC con EEUU, la caracterización del sector en temas como la salud de los trabajadores, las modalidades de contratación y la persecución sindical. Por último, recoge algunas conclusiones a manera de reflexión sobre la situación de los trabajadores del sector floricultor.

.

Impactos del tratado del libre comercio en la agroindustria de las flores

Desde el año 2004 Colombia empezó a negociar un Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos. Hoy cuando han pasado más de seis años y muchas discusiones, finalmente se firmó el tratado el 22 de noviembre de 2006; el Congreso colombiano aprobó el Tratado el 14 de junio del 2007; tras la negociación de un protocolo modificatorio firmado el 28 de junio del 2007 y aprobado por el Congreso el 30 de octubre de 2007, Colombia completó sus trámites internos para ratificar el Tratado de Libre Comercio, cuando la Corte Constitucional lo declaró exequible el 24 de julio de 2008, y finalmente el 22 de Octubre de 2011 el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama firmo la ratificación del Tratado de Libre Comercio con Colombia.
Este Tratado de Libre Comercio además crea un marco normativo de largo plazo, promoviendo así la inversión nacional y extranjera en Colombia, volviéndose este una herramienta permanente, que a diferencia del ATPDEA no requiere renovaciones  y por ello brinda estabilidad   en las reglas del juego del comercio, entre los dos países.
El país afirma hoy estar preparado, ser competitivo, y principalmente más abierto al mundo, con un sector productivo que hoy tiene mejores condiciones y desarrollo para atraer inversión productiva y conquistar mercados extranjeros; estudios realizados, concluyenen el impacto positivo de este acuerdo, que indica crecimiento en las exportaciones, generación de empleo calificado y no calificado, además de un aumento significativo en la economía, de esta manera Colombia se abre paso al mercado más grande del mundo en bienes y servicios, con más de 300 millones de habitantes.
Se afirma también que el sector de la agroindustria será uno de los más beneficiados al tener un mayor acceso al mercado estadounidense, no sólo por la eliminación permanente de aranceles sino también por el establecimiento de reglas de juego claras en materia sanitarias y fitosanitarias para apoyar el acceso real para nuestra producción agropecuaria y agroindustrial. Estados Unidos se comprometió a dar una atención oportuna a las solicitudes colombianas, a tomar en cuenta las evaluaciones técnicas hechas en nuestro país y a proveer cooperación técnica para poner nuestros sistemas en el nivel requerido para tener acceso real a su mercado.

Caracterización del sector floricultor

Uno de los sectores más importantes de la agroindustria colombiana es sin duda el de las flores, sector que ocupa el segundo renglón de la economía no tradicional del país, de acuerdo con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, basado en cifras del Dane, las exportaciones de flores colombianas para 2010 totalizaron $1.228 millones de dólares, y entre enero y junio del 2011 llevaban 753 millones de dólares en ventas, siendo Estados Unidos el destino principal con un (95%) del total la producción seguido por Rusia, Reino Unido y Japón sus otros destinos.
Este año para la fiesta de San Valentín en los Estados Unidos, se exportaron alrededor de 450 millones de tallos, cerca de 20 mil toneladas, siendo esta la fecha más importante para los empresarios dueños de las más de 500 empresas de flores, en la sabana de Bogotá (Madrid, Mosquera, Bojaca Zipaquirá Tabio Tenjo Funza y Facatativá) y el oriente Antioqueño, lo que representa el 12% del total de las ventas anuales.
Colombia es reconocido como el segundo exportador de flores del mundo después de Holanda y se caracteriza por su variedad: lirios, rosas, claveles, alstroemerias, crisantemos, pompones, hortensias, anturios, heliconias, follajes, que hacen parte de la gran diversidad que produce el país, ventaja que tiene frente a otros países, por contar con un clima húmedo, luminoso, excelentes temperaturas y una buena fertilidad de la tierra que favorecen el crecimiento de las flores, y permiten tener flores durante cualquier época del año.
Sin embargo, muchas de las cosas que se muestran como los grandes, magníficos y beneficiososimpactos que traerá este tratado para el país, sobretodo, para un importante grupo de empresarios del sectorde la agroindustria de  las flores -que es entre otrosel sector más concentrado de la economía-representan también el despojo de los derechos básicos, y el sufrimiento de 90 mil trabajadores directos que siembran, cultivan, cosechan y empacan flores hace más de 40 años; y, en donde un 65% de quienes laboran en los cultivos extendidos a lo largo de la Sabana de Bogotá y Antioquia son mujeres cabeza de hogar, quienes en su mayoría no superan la educación básica primaria, según el informe entregado por la Casa de las y los Trabajadores de las Floresen su revista En pie por la dignidad del trabajador floricultor“para el año 2011, se afirma que un 32,5% tienen la primaria incompleta y tan solo un 26,5% terminaron la primaria; lo que en una buena parte determinara el contexto social, económico y cultural de estas mujeres; el 47,2% de estas mujeres tienen  entre 3 y 5 hijos, y un  7,6% entre 6 y 10 hijos, cifras que evidencian la magnitud de los problemas que ya se evidencian”.

Situación de salud de los trabajadores de las flores

Otro tema que cobra importancia en la agroindustria de las flores es la salud, miles de trabajadores están expuestos permanentemente al uso de fungicidas, pesticidas y labores repetitivas, lo que ha causado un alto nivel de afectación en la salud de muchos de ellos. Llevan en la producción de flores 10, 15, 20 y más  años, los que después de tortuosas peleas recorridos por las EPS y las ARP, citas, exámenes, juntas y dictámenes lograran probarle a las empresas que tienen una(s) enfermedad profesional como consecuencia de haberle entregado toda su vida productiva a estas.
La revista “En pie por la dignidad del trabajador floricultor “afirma que la enfermedad profesional más diagnosticada en el sector, es el Túnel del carpo seguida por el manguito rotador, tendinitis, y todo lo relacionado con problemas de columna, como consecuencia de las labores repetitivas o de accidentes de trabajo que se reportan como leves, informes que coinciden con los reportes del Ministerio de la Protección Social, que le piden a las empresas adoptar las políticas y leyes de seguridad industrial y en el trabajo; cursos y capacitaciones en ergonomía, a lo que muchas hacen caso omiso porque ni siquiera cuentan con el COPASO (Comité Paritario de Salud Ocupacional); problemática que se agudiza cuando las diferentes EPS no atienden a los trabajadores por que las empresas no registran durante meses el pago de la seguridad social, aunque si les es descontada muy puntualmente cada 15 días en sus recibos de pago.

Flexibilización laboral: la modalidad de contratación en el sector

Una de las consecuencias más importantes y nefastasque ha generado el modelo neoliberal para los trabajadores colombianos esel fenómeno de la flexibilización laboral, principal instrumento que tienen todas las empresa para impedir el derecho de asociación, por eso hoy en día son mínimas, las que tienen o contratan trabajadores directamente a las compañías. Por el contrario el gobierno se ha encargado de normativizar y reglamentar figuras como las cooperativas de trabajo asociado, temporales prestadoras de servicios, que junto con contratistas, y trabajo a destajo hacen desaparecer cualquier tipio de relación o vínculo laboral entre trabajadores y empresas.
Después de 1996, la prospera y creciente industria de las flores observaba la llega de laDole Fresh Flowers, multinacional norteamericana,que para ese entonces compro las 25 empresas más grandes de la Sabana de Bogotá y Antioquia, y quienes de manera rápida aplicaron la mayor flexibilización laboral a sus empleados y conceptos como productividad, calidad, competitividad misión y visión, incluyendo también conocimientos sobre; sellos de la calidad, como el de “flor verde” por ejemplo, creado por los propios empresarios floricultores, códigos de conducta y certificaciones en todas sus empresas, una nueva forma de dar  operatividad y ver el trabajo.
Situación que le permitió evidenciar a los trabajadores los primeros impactosque generaría la llegada de transnacional al sector,lo que dio como resultado más adelante la creación de importantes sindicatos de trabajadores en el sector.
El cambio más inmediato que sintieron los trabajadores de las flores fue en sus rendimientos. Durante meses fueron observados por ingenieros quienes día a día cronometraban todas sus labores en el cultivo y pos-cosecha; corte,desbotone, encanaste, deshierba, clasificación, boncheo y control de calidad, además de consignar en una planilla hasta el más mínimo detalle de su comportamiento durante el transcurso del día de trabajo. La consecuencia:el número de camas asignadas aumentó, de 10/15 camas de rosas, hoy en tienen 60 camas y más; el tiempo para realizar cada una de las labores disminuyó significativamente,lo que ya no les dejó suficiente tiempo para tomar agua o ir al baño, y muchos ahora no se toman ni el tiempo del almuerzo, preocupados porque no alcanzarán a cumplir con  los rendimientos del día.
El salario es otro de los temas que los trabajadores de flores ven cómo se les reduce, las épocas donde las empresas tenían escalas salariales por antigüedad, primas extralegales, bonos, fiestas y otros reconocimientos son asunto del pasado, hoy  la meta para los empresarios es dejar a los trabajadores -como lo señalara Carlos Marx “…El trabajador se convierte en un simple resorte de la máquina, del que sólo se exige una operación mecánica, monótona, de fácil aprendizaje. Por eso, los gastos que supone un obrero se reducen, sobre poco más o menos, al mínimo de lo que necesita para vivir y para perpetuar su raza…” (Manifiesto del partido comunista de 1848 página 26).

Persecución sindical en el sector

Sin embargo, la consecuencia más grave de todo este modelo lo representa la perdida  de uno de los derechos más fundamentales de la clase obrera ganado hace más de 150 años, el derecho de asociación o sindicalización, consagrado también en la constitución política de Colombia en su artículo 39, en el código sustantivo del trabajo en la ley 26 de 1975, y ratificado en el convenio 87 por la OIT junto con el convenio 96 que habla sobre la negociación.
En los últimos cuatro años,más de 25000 empleos se han perdido en el sector de la floricultura bajo el disfraz de la revaluación y reestructuración de las empresas, han logrado así eliminar todos los importantes esfuerzos de organización sindical por parte de los trabajadores;SplendorFlowers el Corzo, Belinda, Agrícola Papagayo, Rigüer, Fragancia Herradura, Fragancia Ipanema, San Luis, SantaMaría, Santa Mónica, La Conejera, Splendor Flowers el Rosal, y Guacari son tan solo algunos ejemplos que muestran el comportamiento antisindical por parte del empresariado floricultor, quienes siguen impulsando campañas publicitarias para promover el consumo de flores especialmente en Europa donde buscan nuevos mercados, permanentemente hablan de responsabilidad social ycódigos de conducta que ellos mismos como empresarios no aplican. No cumplen con la legislación laboral de los países a donde van, no permiten el derecho de asociación, no protegen la vida del ser humano etc, teniendo a los trabajadores en un estado de miedo permanente, ya que ante el másmínimo intento de organización en una empresa de flores se despliega toda una máquina del miedo, los ataques psicológicosque llegan primero con los jefes de recursos humanos,encargados de recordarle a los trabajadores en las reuniones de las mañanas, las nefastas consecuencias de la creación de sindicatos, y el peligro que representa para ellos y sus familias si deciden organizasen; posteriormente los ingenieros y supervisores inician una incansable y permanente persecución a trabajadores que estén en “pro” de la creación de la organización sindical, quienes son sacados como vulgares ladrones por los vigilantes de la empresa sin tener derecho ni a sacar la ropa.
Ante esta situación el Ministerio de la Protección Social, que es el encargado de defender los intereses y derechos de las y los trabajadores colombianos, de intermediar frente a los conflictos laborales,pasa ahora como defensor de los empresarios, contando además con el aval de algunos inspectores de los municipios que se vuelven cómplices de las empresas, permitiendo los mutuos acuerdos, “supuestas” conciliaciones ynegociaciones que las empresas hacen con los trabajadores, en donde por supuesto el trabajador, por su desconocimiento de la ley, firma y pierde cualquier posibilidad para hacerle una reclamación en el futuro a estas empresas ¡y no negocia nada!, Simplemente se somete a lo que le quieran dar,causándole un detrimento a sus intereses. Situación que hemos manifestado en muchas ocasiones a funcionarios del Ministerio de la Protección Social, al director regional de trabajo, al jefe de control y vigilancia, y hasta con al viceministro.

Consideraciones finales

Finalmente, organizaciones sindicales y sociales nos hemos encargado durante los últimos años de evidenciar la problemática real del sector, la de miles de trabajadoras y trabajadores de flores, a quienes el Tratado de libre comercio no beneficiara, por el contrario les traerá perjuicios y un empeoramiento en sus condiciones de vida económicas y sociales, no les permitirá proyectar un futuro cercano, con respecto cosas tan básicas como la obtención de una vivienda digna, estudios medios o técnicos a sus hijos, debido a que la inestabilidad laboral que seguirá campeando por toda las Sabana de Bogotá y demás lugares del país donde se siembran flores, y si bien los consumidores de flores sonuno de los grupos más beneficiados con este tratado en términos de calidad y precio, también son aquellos que pueden  exigir unas condiciones de trabajo más dignas y justas para los trabajadores de las flores, pidiendo a las empresas transnacionales y nacionales que respeten las leyes laborales de los países donde hacen presencia incluido el derecho de asociación, pedir a los países que acaten las recomendaciones de la OIT con respecto al derecho asociarse y firman convenciones colectivas.