Empresa presiona para que huelga de trabajadores sea declarada ilegal

Agroindustria

 

Por: Camilo Raigozo

 

Por medio de un comunicado el sindicato de la agroindustria Sintragrancol denunció que Agroinversiones La Ceiba, ha sido intransigente para negociar salarios justos con los trabajadores.

 

Según el documento la huelga ya cumple nueve días sin que los patronos tengan voluntad para negociar el pliego presentado por los trabajadores afiliados a este sindicato. En cambio –dice el comunicado- la empresa está gestionando ante las autoridades para que la huelga sea declarada ilegal.

 

Si los empresarios consiguen que la huelga sea declarada ilegal por parte del Ministerio de Trabajo podrán despedir trabajadores y negarles los derechos constitucionales de negociación colectiva y de huelga.

 

Así mismo, el pasado 4 de octubre la regional del Ministerio de Trabajo en Santa Marta había citado a una reunión a los empresarios de Agrobanacaribe, Agroceiba, San Rafael, Vives Castro, Santiago Vives Prieto, Villagrande y Palma Ban, con los trabajadores. Estos últimos se quedaron plantados porque ningún empresario cumplió la citación.

 

Trabajadores de la finca Porvenir en huelga tras la intransigencia patronal de pagar salarios dignos. Foto: Pablo Elías Vargas.

 

Del mismo modo Sintragrancol acusa al administrador de la finca Porvenir, Emerson Yepes, de intentar sabotear la huelga y tratar de que se presenten enfrentamientos entre los huelguistas y trabajadores del sindicato patronal, Sintrainagro, al intentar hacerlos laborar a la fuerza.

 

El pasado 5 de octubre trabajadores de Sintrainagro fueron vistos entrando por la parte de atrás de la finca, arriesgando la integridad al cruzar el río que colinda con la plantación y sorprendidos trabajando, sin que la empresa tenga en cuenta a la organización sindical para realizar labores, como lo expresa el Código Sustantivo del Trabajo. 

 

El 6 de octubre, José Plata, jefe de vigilancia de la finca Porvenir, quiso ingresar por la fuerza a trabajadores contra las disposiciones legales y contra la voluntad de quienes adelantan la huelga.